martes, 29 de mayo de 2012

Abriéndote lo más íntimo de mi corazón

                        

 

¡Qué feliz nuestro encuentro
al claro de la luna,
en medio de las flores!
Pero, ¡qué corto ha sido!
Después vienen las tristezas.
Pasada la ebriedad,
veo roto mi sueño,
los pétalos cayendo
y pálida la luna.
Mas las flores volverán a abrirse
y la luna brillará algún día:
Un mismo corazón
tenemos tú y yo.
Ojalá entonces me convirtiera
en una pequeña rama de sauce,
esperando besos y caricias
de la brisa de la primavera.
                       
                        Zhang Xian

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Tienes un gusto exquisito a la hora de seleccionar poemas acompañados de hermosas imágenes. Con profesoras como tú no me extraña que los alumnos lleguen a amar la Literatura. Ya sabes quién soy.

Anónimo dijo...

Esta muy bonito con la imagen le pega el poema

Anónimo dijo...

Un gusto increíble eligiendo poemas con esas fotos tan hermosas. De tus alumnas preferidas.

Samuel dijo...

Este Poema muestra claramente la posición que toma el escritor sobre el amor como un estado primaveral y de bienestar cuando una persona se enamora y como un estado de tristeza cuando sabe que no será correspondido.

Cuando el poeta escribe la felicidad que siente al ver a su amor, solo ve un dato negativo, lo corto que se le hizo.

El escritor afirma que aunque sienta tristeza por no tener a esa persona, siempre puede una persona volver a revivir esos sentimientos desde otra posición.

El poema muestra el sentimiento amoroso como algo que te hace muy feliz en ese momento, y muy triste cuando ese momento no se produce, entonces hay que aferrarse a lo que uno siempre va a tener ahí, a algo seguro que nunca te abandonará.

Juan Antonio García Sánchez dijo...

En este poema se expresan los sentimientos que se tienen al estar enamorado.
EL tiempo pasa veloz cuando se esta con la amada/o pero lento cuando se ha de estar sin él/ella. Se remarcan los puntos de vista negativos más que los positivos ya que nada sería bonito si no se está junto a ella.
Además habla de que el amor no es una mujer ya que estas se pueden ir, pero después pueden venir otras y reflorecer el amor y entonces volver a estrechar lazos con otra persona.
Al autor además le gustaría quedarse quieto y que llegasen a el caricias y besos sin tener que hacer nada.

No me gusta el punto de vista que le da al amor, ya que lo ve como que da igual quien sea el sólo quiere amor, y ya que desde mi punto de vista el amor es hacia alguien no existe de por sí, no amaría, sólo saciaría su necesidad de estar con alguien.Pero al contrario, me gusta mucho como utiliza la luna como expresión de luz ya que en la noche es la única que ilumina.