miércoles, 26 de noviembre de 2014

Botchan




Desde niño, he tenido una impulsividad innata que me viene de familia y que no ha hecho más que crearme problemas. Una vez, en la escuela primaria, salté desde la ventana de un primer piso y no pude andar durante una semana. Alguien se preguntará por qué hice semejante tontería. Pero la verdad es que no hubo ninguna razón especial. Simplemente estaba un día asomado a una de las ventanas del nuevo edificio de la escuela, cuando uno de mis compañeros de clase comenzó a meterse conmigo diciéndome que, por mucho que me hiciera el gallito, en realidad no era más que un cobarde y que no sería capaz de saltar. El bedel tuvo que llevarme esa misma noche a cuestas a mi casa. Cuando mi padre me vio, se enfadó muchísimo y me dijo que no podía comprender cómo alguien se podía quedar sin caminar simplemente por haber saltado desde la ventana de un primer piso. Le respondí que la siguiente vez que saltara no me volvería a ocurrir.
     Otro día estaba yo jugando con el reflejo que el sol producía en la hoja de una bonita navaja importada que uno de mis parientes me había regalado, cuando uno de mis amigos exclamó:
       - Brillar, brillará mucho. Pero seguro que no corta nada.
       - ¿Que no? -le respondí yo-. Mi navaja puede cortar cualquier cosa.
       - ¿A que no puede cortar uno de tus dedos? – me desafió.
     - ¿Que no? -le repetí yo-. Mira. -Y entonces empujé la hoja en diagonal sobre mi pulgar derecho. Afortunadamente, la navaja era pequeña y mi hueso estaba sano y fuerte, por lo que todavía conservo el pulgar, aunque tendré una cicatriz mientras viva.
En la parte más oriental de nuestro jardín, a unos veinte pasos se extendía una pendiente poco pronunciada en la que había un pequeño huerto  con un castaño justo en el centro. Las castañas me volvían loco.

Natsume Sosheki, Botchan
Traduc. José Pazó Espinosa
Impedimenta, Madrid, 2008
págs 27-28

16 comentarios:

Elena García dijo...

Botchan es el primer libro clásico de la moderna literatura japonesa que he leído, y ha sido una experiencia muy buena. La historia que cuenta es muy entretenida y graciosa, por lo que me ha resultado fácil leérmelo. Me hizo mucha gracia cuando leí los motes que les ponía a los demás profesores como por ejemplo Puercoespín, Camisarroja y Calabaza, las gamberradas que le hacían los alumnos cuando estaba trabajando en el colegio, y también las locuras que hacía él, como por ejemplo cuando quiso demostrar que su navaja cortaba y lo probó con su dedo. La primera parte del libro, cuando habla de que su familia pasaba de él, me dio mucha pena y que Kiyo sin ser de su familia, lo quisiera como si fuera su propio hijo me resultó algo muy bonito y situaciones como estas te enseñan que tu familia no es quien es de tu misma sangre, si no quien se preocupa por ti en todo momento. Aunque algunas partes se me hacían muy pesadas, este libro se lo recomiendo a todo el mundo, porque aunque haya partes aburridas, las compensa el resto del libro.

Marcos Lobillo dijo...

Botchan es un libro que pensé que no me iba a gustar pero al final me ha acabado gustado y posiblemente en un futuro me lo vuelva a leer. Me gusta la parte de los motes a sus compañeros de trabajo, al director Mapache, al director de estudio Camisaroja, al de ingles Calabaza, el de mates puercoespin y al de arte el Bufón y lo travieso que era de pequeño, cuando le pegaba a su vecino Kantaro por que le robaba las castañas . Lo que me puso los pelos de punta fue cuando se corto el dedo con la navaja me dio escalofrió. Algunas parte fueron aburrida pero otro fueron graciosas, me dio pena cuando su familia pasaba de el, pero tuvo la suerte de que Kiyo lo trataba bien le compraba los materiales, le compraba dulces y le daba dinero. A todo el mundo le recomiendo este libro es bastante bueno y divertido quitando algunas partes

Elena García dijo...

El personaje que más me ha gustado ha sido el de Kiyo, ya que desde un principio me ha parecido muy tierna por su forma de ser. Con Botchan siempre se portaba muy bien, lo cuidaba muchísimo, hasta el punto en el cual se portaba mejor con él que su propia familia, aunque Botchan al principio no entendía por qué era así con él. Cuando Botchan le dijo que se iba a ir se entristeció y le dijo que para verano volvería y le traería unos dulces de Echigo que vienen envueltos en hojas de bambú y que a Kiyo tanto le gustaban. Botchan presentó su dimisión con una carta que decía «Por razones personales, presentó mi dimisión. Regreso a Tokio. Espero que lo comprenda.» Y así volvió a Tokio con su mujer. A Kiyo no le gustaba la casa de Botchan, pero cuando él llegó se puso enferma y antes de morir le dijo:
—Mi pequeño Botchan, pronto moriré, pero antes quiero pedirte un favor: me gustaría que me enterraran junto a tu familia. Estaré allí esperando.
En mi opinión Kiyo es un personaje adorable al igual que es como persona, y me ha dado mucha pena que al final de la historia se acabara muriendo.

Anita Cid Villena dijo...

Antes de empezar a leer este libro tenía una idea totalmente diferente de lo que en realidad, narraba la historia, pero al empezar a leerlo, me di cuenta de que en realidad no es así y es que si te paras a asimilar la información, cada página te enseña algo distinto, comencé pensando que Botchan era un loco que no estaba muy cuerdo, cortándose el dedo, atascando las tuberías, robando los alimentos de los vecinos, me dio mucha cosa cuando su padre le demostraba ese desprecio, no le importaba su hijo, y como el creció y se acostumbró a crecer sin esa figura tan importante en la vida de un niño, y sin embargo Kiyo, le daba todo lo que estaba a su alcance y que su padre no le daba, y todo sin recibir nada a cambio, puesto que Botchan no entendía su comportamiento, en mi opinión, la vida le dió muchos palos, y de la noche a la mañana tuvo que madurar y dejar su inocencia atrás.
Su hermano se fue a trabajar al extranjero, vendió su casa, Kiyo quiso permanecer con Botchan pero finalmente tuvo que marcharse a la casa de su familiar, y fue entonces cuando Botchan se vio solo ante la vida con unos pequeña porción que su hermano le dio para que se buscara la vida y que por suerte, supo administrar, puesto que se dedicó en cuerpo y alma y con toda su voluntad a labrarse sus estudios.
Para mí un claro ejemplo de superación, lo que me enseña que por muy difícil que sea el camino no te puedes rendir, que tienes que seguir a delante y pensar en ti porque si no
lo haces tú, nadie lo hará.
Botchan consiguió la meta que se propuso y puesto que necesitaba "sobrevivir" aceptó un trabajo como profesor en un pueblo lejos de Tokio por un salario miserable 40 yenes, en ese viaje se dio cuenta del cario que verdaderamente le tenia a Kiyo y se prometió a si mismo que le traería esos pastelitos que tanto le gustan, aunque tuviera que ir lejos para conseguirlos.
Al entrar en el nuevo instituto intento afrontar su trabajo pero el mismo no se lo creía y sus alumnos se lo notaron, esto puede que fuese uno de los motivos que sus alumnos le realizaban novatadas, por una parte, me hacía gracia por que el en un pasado hizo lo mismo y es que cuando se es niño, no se ve más allá de lo que se hace en el momento y por otro lado me daba pena por la crueldad que podían llegar a tener con Botchan, esta parte del libro es la que mas me ha llamado la atención de todas.

Santiago Martín dijo...

Botchan es un libro clásico de la moderna literatura japonesa, es el primer libro que me he leído de este tipo ya que no me llamaba la atención, pero al comenzar a leerlo me iba gustando cada vez más y más, no sabía que podía ser una lectura tan entretenida, graciosa y fácil a la hora de leer, y con esto me refiero a que no aburre como otros tantos libros. Me ha llamado mucho la atención lo egoísta y pasota que puede llegar a ser el protagonista. El personaje que más me ha gustado claramente ha sido Botchan, es un joven japonés de 23 años, bastante mimado y un poco insoportable, que consigue su primer empleo como maestro lejos de su Tokio. Pero le costará bastante adaptarse, los estudiantes se ríen de él espiándole a escondidas, los profesores le utilizan y él no se entera de nada, aunque él cree que sí. Botchan es una persona manipulable, se cree lo primero que le dicen y actúa de forma impulsiva, sin pensar, porque como él mismo dice, no es muy inteligente.Los principales personajes que se toparan en su camino serán el jefe de estudios "Camisarroja" o el "Calabaza", un triste profesor de ciencias de aspecto enfermizo y ánimo sombrío.
Estaba totalmente equivocado con este libro, pensaba que iba a ser el típico libro aburrido y difícil de leer y que no me volvería a leer jamás, pero se trata de un libro entretenido y sencillo a la hora de leer, recomiendo que la gente lo lea sobre todo los jóvenes que no les gusta leer ya que verán que es distinto a los demás libros.

Sara Ruiz González dijo...

Este libro me ha gustado bastante aunque había partes en las que me perdía y no sabía de quien se estaba hablando.
Me ha llamado mucho la atención el personaje ‘’el Calabaza’’, aunque nunca he terminado de entenderlo. No entiendo su importancia en la situación. Es decir, solo está allí, es un profesor muy tímido que no habla con nadie y que al final acaban echando o él presenta su dimisión, algo que tampoco tengo claro.
El personaje de Botchan es muy entretenido, a la vez que confuso, inocente e infantil. Hay ciertos pasajes en el libro en los que parece que no está hablando un profesor de 23 años sino un niño pequeño. Por ejemplo, cuando en el desfile sucede la pelea entre la escuela de Magisterio y el instituto por saber quién pasa antes por el cruce. Botchan se acerca, no para ver qué pasa o intentar detenerlo, sino porque es algo que le divierte y quería por fin encontrar algo divertido en aquel pueblo aislado. Lo mismo sucede en esa segunda pelea entre la escuela de Magisterio y el instituto donde Botchan y ‘el Puercoespín’ en vez de separar, al final acaban totalmente inmersos en la pelea.
Algo que tampoco es propio de un profesor, y tampoco en mi opinión de un instituto, es, primero de todo y por parte de Botchan, poner motes a los profesores nada más llegar, sin conocerlos de nada y solo por una primera impresión física y por la manera que se comportaron el primer día que llegó. Lo segundo es como los profesores se critican unos a otros a la espalda y las peleas que hay entre ellos cuando creo que el trabajo es un lugar para ir a gusto y hacer de tus compañeros tu segunda familia. Un ejemplo de esto, es cuando Botchan fue a comer tallarines y todos sus compañeros estuvieron todo el tiempo con lo mismo, criticando a Botchan o cuando le invitaron a pescar.
También me llama la atención como al principio del libro cuando cuenta su infancia habla de Kiyo como alguien que no sabe de qué habla, que deposita toda la esperanza e ilusión en alguien que no llegará a nada, según Botchan, y que al final es todo como ella dice. Acabaron viviendo juntos en Tokio, Botchan tenía un trabajo y pasaron los últimos años de Kiyo juntos.
Por último, creo que Botchan es un personaje inocente por como los estudiantes le toman el pelo y le meten en la cama saltamontes. Es cierto que al final son castigados y obligados a pedir perdón pero al final siguen haciendo lo mismo sin recibir ningún castigo aún más duro. También puede ser que esto se deba a que Botchan es el nuevo y no tiene el apoyo por parte de sus compañeros.

Cristian Cortés Diaz dijo...

Botchan es un libro que cuando escuche su nombre ya sabia que me iba a gustar.Es el segundo libro de literatura japonesa que me le leo.Es una historia directa, graciosa y entretenida.La novela narra un joven profesor, nacido y educado en Tokio, que acepta como primer destino una escuela en Matsuyama.Botchan intenta ser astuto,pero la realidad es que todo el mundo le toma el pelo continuamente. Encima no cae bien a los demás, es arrogante e impulsivo.Habla y actúa sin pensar, pero cuando sufre las consecuencias, las afronta con dignidad y, al igual que no tiene ningún miedo a enfrentarse a nadie, tampoco tiene reparos en reconocer su error y asumir sus responsabilidades.Me reí mucho en la parte de los motes, sobre todo al de inglés calabaza y al de mates Puercoespín y cuando se corto el dedo con la navaja ya que intentaba demostrar que cortava. El personaje que mas me ha gustado aparte de Botchan ha sido Kiyo era una persona que ayudaba y cuidaba a Botchan,pero termino muriéndose ya que se puso enferma.Le recomiendo a todo el mundo que lean este libro ya que es un libro divertido y gracioso.

Anónimo dijo...

Álvaro Tejada Díaz
Me ha gustado aunque también ha defraudado un poco, entre otras cosas porque empieza bien y luego pierda algo de fuerza. Me han gustado algunas referencias a la vida en Japón y sus tradiciones. También me ha gustado los motes que ponen a los demás como camisa roja, calabaza, puercoespín y bufón.
Me ha gustado el que se tuviera que hacer frente a unos alumnos que se dedicaron en hacerle la vida imposible.
Sōseki trata algunos temas interesantes como las falsas apariencias, la mentira o el individualismo japonés, pero lo hace de puntillas, sin entrar en detalle. Destacaría su sentido del humor, me hizo reír y cogerle cariño a Botchan, a pesar de su carácter.
Es un libro de lectura muy ágil y sencilla ,también es rápido de leer y me ha gustado bastante lo recomendaría a mucha gente.

Carlos Javier Santiago Apontes dijo...

El libro me a gustado mucho aunque al principio pensé que seria uno mas del montón.Lo que mas me ha gustado ha sido la peculiar y entrañable personalidad del protagonista.El impulsivo e ingenuo Botchan es un personaje con el que puedes llegar a empatizar aunque pueda llegar a parecer imposible.A pesar de que a primera vista parece una persona infantil y algo inmadura,que en cierta forma lo es,como cuando le pone motes a todos sus compañeros de trabajo es en el fondo un joven profesor que tiene que enfrentarse a un mundo hipócrita lleno de engaños,mentiras y falsedad y esto es lo que me parece que el autor quiere que veamos a través de los ojos de Botchan y su forma de ser y no tan solo la cultura y tradiciones japonesas.El momento que mas me ha gustado ha sido cuando Botchan después de todos los tropiezos y duros momentos que a pasado decide volver a Tokio y vivir una vida modesta y
tranquila con Kiyo la única persona que se a preocupado por el y que por ello le tiene mucho aprecio y cariño.

Elenita Ruiz dijo...

Elena Ruiz Gomez
El libro me ha parecido fabuloso, los personajes que más me han gustado han sido Botchan y Kiyo aunque también el puercoespín. Botchan porque aunque al principio empieza siendo un gamberro y alguien que jamás podrá tener futuro en la vida termina aprendiendo muchas cosas de la vida como a no fiarse de nadie, a que quien menos te lo esperas te sorprenderá, y a que uno no valora lo que tiene hasta que ya no lo tiene con él y eso le paso con Kiyo que no sabia lo importante que era para él hasta que se mudó a su trabajo y empezó a valorarla. Kiyo me ha gustado también por su forma de actuar con Botchan aunque ni el mismo se valorara ella si lo hacia, lo apoyaba, le decía todas sus ventajas y de lo que era capaz. Aunque al principio el no se lo creyera al final termino haciendo todo lo que ella le dijo. El puercoespín me ha gustado porque al principio Botchan no se fía de él por lo que le dice Camisaroja y se pelean, terminan siendo grandes amigos que luchan contra las injusticias de Camisaroja y el mapache.

Belén Rodríguez Márquez dijo...

Botchn es el primer libro de literatura japonesa que leo, cuando lo escuché por primera vez pené que trataría de una novela de amor no se muy bien porque la verdad... pero la idea del libro es totalmente distinta.Para mi punto de vista es un libro gracioso y entretenido ya que el protagonista es algo inocente y travieso como cuando por ejemplo se corto el dedo para demostrar que su navaja lo cortaba todo y cuando fue a trabajar lejos de Tokio a una universidad y el primer día puso motes a todos sus compañeros: Calabaza,Mapache,Puercoespín,Bufón...
Por otro lado este libro tiene una parte sensible o tierna por decirlo asi, ya que Botchan crece sin la figura de su padre y es el mismo el que tiene que madurar. Al menos tiene la calor de Kiyo una mujer que lo cuida como a su propio hijo y que lo quiere hasta el ultimo día de su vida. Me dio pena que se muriera ya que era mi personaje favorito junto a botchan pero también me alegra que pasaran los últimos años viendo juntos en Tokio

Alba Palma dijo...

Bueno en primer lugar la novela me ha gustado mucho pero si te soy sincera esperaba algo más del final.Al principio narra la historia de un chico travieso(como por ejemplo cuando atascaba las tuberías del vecino y destrozaba el huerto de zanahorias )del que todo el mundo desconfía, que más tarde al morir sus padres se haría mayor y tendría que dejar su ciudad de procedencia para trabajar en una escuela de un remoto lugar. Botchan deja atrás a su "criada" o "niñera" (kiyo) una anciana que a pesar de su mal comportamiento confía cien por cien en él . Al llegar a la ciudad , los primeros días dando clases este se presenta con los profesores y comienza a ponerle motes como por ejemplo el calabaza ( por su color azul o verde de piel ) El mapache (el director), El bufón( el que siempre andaba haciendo lo que quería Camisa roja , Camisa roja(el jefe de estudios ), Puercoespin ( el que mas tarde pasaría a ser amigo de botchan) etc. Bueno la verdad que el día a día de Botchan era difícil ya que los alumnos le hacían la vida imposible, cada vez que este hacía algo lo escribían en la pizarra , como por ejemplo: Botchan fue a comer por la tarde Tempura , pues al día siguiente estos ya habían escrito en la pizarra " El señor Tempura" , otra vez botchan iba con su toalla roja a los baños y como de costumbre a la mañana siguiente habían escrito "Prohibido nadar en los baños" y así un montón de cosas más. Una noche que botchan estaba de guardia en la escuela , los alumnos le metieron en el saco de dormir saltamontes , comenzaron a hacer ruidos y pegar golpes para no dejarlo dormir ,esto creo un gran enfado en botchan por lo que más tarde en una reunión de profesores se acordó que se le pidiera disculpa al pobre profesor. Poco a poco botchan fue conociendo a sus compañeros de trabajo como por ejemplo camisa roja y bufón ... .Me desconcertó que camisa roja le dijera a Botchan que era Puercoespin el que incitaba a los alumnos a que lo acosaran, me extraño ya que consideraba a Puercoespin una buena persona que a pesar de su grueso aspecto físico trataba muy bien al joven botchan , esto me desconcertó hasta que se demostró que camisa roja y bufón solo eran unos mentirosos e hipócritas, como por ejemplo cuando le dijo a botchan que el señor Calabaza dejaba el trabajo y decidía por su cuenta destinarse a otra escuela lo cual era mentira ya que el pobre señor calabaza había sido obligado a dar clase en otro lugar , pero como muy bien dijo Puercoespin en su discurso de despedida : "allí no tendrá que escuchar a petulantes mentirosos especializados en soltar falsos halagos".

Alba Palma dijo...

Botchan y Puercoespin se hicieron fieles aliados por lo que crearon un plan para dejar en ridículo a camisa roja ya que sabían que se veía con una tal Madonna ( la chica mas guapa del barrio que andaba con hombres casados y cuando estaban a punto de comprometerse los dejaba, como le pasó al señor Calabaza) . Estos intentaron pillar in fraganti a Camisa roja entrado a la posada con una geisha, esto destrozaría su reputación por lo que pasaron días y noches esperando su llegada , hasta que al final lo pillaron.
Camisa roja hizo una encerrona a Puercoespin y botchan ya que en un festival estos vieron que sus alumnos y los alumnos de Magisterio ( que siempre se peleaban ) se estaban propinando puñetazos por lo que fueron separar y estos se volvieron en su contra y empezaron a pegarles fuertemente . Camisa roja tiene que ver en todo esto ya que a la mañana siguiente el periódico contaba todo al revés, por lo que en la escuela obligaron a Puercoespin a presentar su dimisión , mas tarde botchan también presentó la suya y decidió volver a Tokio con kiyo que más tarde cae enferma y muere .
Bueno a ver la novela si que me ha gustado ya que da intriga lo que más tarde le pueda suceder al pobre botchan y si al final podrían darle su merecido a Camisa roja o no , pero en el final me esperaba algo más no solo un reencuentro con kiyo y que mas tarde muriera ,la verdad es que pensaba que podría cumplir el sueño que tenía Kiyo, que era que Botchan se casara con una buena mujer y que pudiera tener una enorme casa en la que vivir con sus hijos y por supuesto también con ella .

Anónimo dijo...

Adela Bermudez Pelaez
En mi opinión, este libro me parece un tanto infantil, por cómo se comporta el personaje de 'Botchan' como puedo comprobar que a causa de su niñez se comporta de manera muy infantil para la edad que tiene, nada más terminar la carrera le surge un trabajo en un pueblo y lo primero. Que hace nada más llegar es ponerle motos a todos sus compañeros cómo: Camisa roja, calabaza, panda, puercoespín... A todo esto el libro nos enseña que no debemos de juzgar a las personas por su apariencia cómo le a pasado con camisa roja y puercoespín, que finalmente se unen entre sí para darle su merecido a camisa roja y al mapache.
Ami aunque me halla parecido un tanto infantil me a gustado el libro

Artem Hrochuk dijo...

El libro de botchan es un libro entretenido e interesante aunque algunas veces es un poco pesado y no sabes muy bien por donde va. Botchan es el personaje principal del libro es un chico inocente de tokio el cual se ha criado prácticamente solo porque sus‏ Padres los menospreciaban, kiyo la casera del hogar es la que se preocupa y le quiere de verdad, yo pienso que ambos se quiere tanto porque los dos están solos y necesitan darse ese cariño, al final de la historia kiyo muere por neumonía junto a botchan.La escena que mas me ha gustado del libro es cuando botchan llega a la universidad y pone motes a todos sus compañero (camisaroja, bufón mapache..) y las trastadas que le hacen los alumnos como meterle saltamontes en la cama o las cosas que le ponen en la Pizarra. La escena del baile también me parece interesante porque al final se da cuenta de que el mapache con el cual se llevaba tan mal era una buena persona y no traiciona a nadie mientras que los otros dos habían demostrado ser una cosa que no lo eran , Para finalizar debo decir que pese a lo pesado que se vuelve a veces, como anteriormente dije, me parece muy interesante.

Anónimo dijo...

Botchan no es el primer libro que he leído sobre la cultura y vida japonesa, pero sí el primero que he leído escrito por un japonés. El libro trata sobre un joven japonés criado en una familia monoparental (la mayor parte de su vida, ya que su madre murió cuando él era niño) y con su hermano. Botchan es un chico bastante ingenuo que vivió toda su vida bajo el cuidado de Kiyo, la mujer que cuida de ellos y que siempre ha tenido predilección por él y lo ha "malcriado" como su padre nunca lo ha hecho. Su hermano y él no tienen muy buena relación. Botchan es más bien desinteresado, le da un poco igual todo. No obstante, aunque su nombre (que no es su verdadero nombre, si no la forma en que Kiyo lo llama) significa algo así como "simplón", o "niño pequeño" de forma cariñosa, no es exactamente así. En Tokio él es exactamente así, indiferente a todo e independiente. Vive en una pensión lejos de su familia y sin Kiyo, que se va a vivir con su sobrino (si mal no recuerdo). Sin embargo, cuando se va de su ciudad natal, cambia. Posiblemente, debido a los cambios a su alrededor también. La hostilidad de la gente a su alrededor (los alumnos y hasta sus propios compañeros, como Camisaroja), hace que saque la parte perspicaz de sí mismo (aunque no sea mucha y le tomen el pelo a menudo). Me llamó mucho la atención que en una parte, después de que los alumnos le tomaran el pelo con la noche de las tempuras y el prostíbulo de al lado del restaurante y de que le metiesen saltamontes en la cama en su primera noche de guardia e hiciesen mucho escándalo para marearlo, él dice que nunca había negado algo de lo que él hubiese hecho. Si hacía una travesura y lo pillaban, admitía que era él porque, después de todo, lo bueno de las travesuras, lo excitante, era que te podían pillar. Me pareció un pensamiento muy maduro, y más para un niño. Lo que quiere decir, bajo mi punto de vista, que no era tan niño después de todo. Siempre le da vueltas a todo, y es bastante orgulloso. Incluso dice que le va a devolver el céntimo y medio al Puercoespín por invitarlo a un té (o a alguna bebida, no recuerdo exactamente).

En una parte del libro, hay un "misterio" en el que Camisaroja y Bufón invitan a Botchan a ir de pesca y hablan de una tal "Madona". Él cree que se trata de una gueisha que Camisaroja frecuenta, pero después se entera de que es la prometida de Calabaza (por eso mismo, cuando él lo dice en la reunión de los profesores, él palidece).

Al principio, Botchan parece no fiarse de nadie. Casi todos sus compañeros parecen ponerle buena cara, aunque algunos con sorna. Pero lo cierto es que están siendo unos cínicos. Por ejemplo, Camisaroja, que, como he dicho antes, le invita a ir a pescar, pero sólo lo hace para hablar mal de él delante de sus propias narices y para ponerlo en contra del Puercoespín que, aunque parece que está en contra de Botchan, después lo ayuda.

Al final, Botchan dimite del trabajo y del aumento de sueldo que le ofrece Camisaroja. Él cree que no se es bueno por saber cómo argumentar, si no serlo de corazón. Yo creo que hay gente así,que hay gente que prefiere tener la conciencia tranquila y saber que lo que hace está bien. Por supuesto, también hay gente como Camisaroja, que prefiere su propio bien a hacer las cosas bien y que tergiversan las cosas.

El libro me ha parecido entretenido, aunque la mayor parte carecía de diálogos y eso me parece un poco pesado. No obstante, me he reído mucho con algunas partes, por lo que para mí, el libro es recomendable.

Jenneva Delgado Lagos, 1ºBachC