viernes, 20 de abril de 2012

Trampantojo Nº 5

LA HERIDA
                                                    Guimo Zadez

Un dolor profundo desgarra mis entrañas. Siento cómo el frío hierro se abre paso lentamente, con desesperante parsimonia en mi indefenso cuerpo. Transcurren los días, los meses, los años y el punzante metal ahonda más y más en la herida. Y yo, impotente, no puedo hacer nada para evitarlo, todo lo más, retorcerme levemente. Es una tortura doblemente cruel. Por un lado, esa  ralentizada y sádica morosidad con la que penetra, lacerante, la gélida punta. Por otro, y más terrible si cabe, la glacial indiferencia con la que la gente asiste a mi suplicio. Atrapado, veo cómo caminan sin detenerse. Miran pero no observan, contemplan pero no perciben, viven pero no sienten.
Parece que estoy condenado a seguir sufriendo en silencio, durante cientos de años este calvario… Pero… ¡Un momento! Ese joven de pelo negro y gafas de pasta se ha parado. Fija su mirada miope en la sajadura. Se ha quedado muy serio, parece reconcentrado, frunce el entrecejo mientras refuerza su atención y, de repente, agranda los ojos y un rictus de compasión estalla en sus labios… ¡Sí! Por la cara que pone creo que comprende mi situación ¡Ojalá me ayude!...

Georgia O'Keeffe: Black & White (1930)
 
PLAZO: HASTA EL 23 DE MAYO
ENTREGAR LA VERSIÓN ESCRITA EN BIBLIOTECA
Y MANDAR COPIA EN ARCHIVO WORD A ESTE CORREO:
guillermomendezapata@hotmail.com

PREMIO  ACUMULADO: 125 EUROS EN UN CHEQUE PARA LA LONJA