domingo, 3 de noviembre de 2013

Relecturas: SONATA DE OTOÑO, de Valle Inclán




Hace dos años, por estas fechas, comenzamos las relecturas de clásicos en el Grupo de Lectura con la obra Macbeth, de W. Shakespeare: todo un éxito de comentarios y debate. El año pasado tuvimos un intento fallido de resucitar a un clásico latino, El asno de oro de Apuleyo. Este curso queremos proponer una obra de un escritor español, Sonata de otoño de Valle Inclán, escrita hace poco más de un siglo, en una época también de crisis - la del 98 -, con un espíritu modernista y decadente, donde hace su primera aparición el "feo, católico y sentimental" marqués de Bradomín, en una obra bastante cinematográfica, por otra parte.

Erotismo, crueldad, humor, anti-religiosidad, todo junto en una obra a caballo entre aquel  98 - con su crisis de deuda soberana o con los nacionalismos atizando ya el fogón del independentismo - y el modernismo patrio dandista, preciosista y aristocrático en aquella Galicia donde eros y tánatos se maltratan por igual.

Pilar, Christine, Ana, Tomás, Beatriz, Ignacio, Guillermo, Antonio, etc. ...  y por supuesto, a nuestro ilustre desplazado Benito, os concito a la relectura de esta pequeña obra, a hincarle el diente ( ¡maldito Halloween !) a esta frágil joya de nuestra literatura, a este "buñuelo esponjoso" ( ¡esperemos que la nata no la encontréis demasiado añeja! ) que podéis leer en este enlace o en el "calibre" que tengáis a mano:

http://issuu.com/bibliotek12/docs/35943301-valle-inclan-ramon-maria-del-sonata-de-ot






2 comentarios:

Pilar González Augusto dijo...

Ya veo que seguimos debatiéndonos entre lo lúgubre y lo perverso, pero no sé que extraño encanto tiene este donjuán, que si me llama, no puedo decir que no.

Pienso que es lo prohibido,el morbo más que la enfermedad lo que está consumiendo a Concha... aunque etimológicamente, ahora que caigo, la misma cosa son. Y esa Galicia rural y húmeda...umm....mencanta!!!

No sé yo si esto es el paradigma del 98, me da que el estrafalario gallego era un genio singular.

PabloJ dijo...

Pilar, y qué es la vida sino lucha tanática ( lo lúgubre y perverso, que mencionas ) y erótica ( esas perversiones antiburguesas del marqués y de las primas ).

Este marqués de rancio abolengo, todo lo caduco y añejo que quieras, tiene infinitamente más fuerza que todos nuestros gigolós televisivos actuales, y más música ( sonata, sonatina ) y elementos vitales que los acordes atonales de nuestra sociedad actual.

Ya no sé, si afortunada o desgraciadamente, hoy no nos planteamos ir a "la recherche du temps perdu", porque seguro que hay cosas muy válidas que rescatar de aquella época. Ah, y como dices, siempre nos quedará Galicia.