martes, 24 de enero de 2012

Rumores del Parnaso


Parece que andan algo enceliscadas y enfadadas algunas de las Musas ( básicamente Erato y Calíope, como veis en la imagen), por el olvidado trato a que son sometidas por parte del Grupo de lectura de la Biblioteca del IES Juan de la Cierva. La narrativa - en sus diversas manifestaciones - e incluso el teatro han tenido ya cabida entre sus lecturas y todavía es un vergel insondado el terreno de la poesía.

Para subsanar esto y para que los miembros-as del citado grupo alcancen sus "compencias básicas" en el difícil e incomprendido (¡Ay,Platón!) arte de la "poiesis", es por lo que proponen un breve viaje por las laderas poéticas del monte Parnaso. Para ello proponen que cada uno de los miembros-as elijan 2 POEMAS de la amplia historia literaria universal, preferentemente actuales ( siglos XIX - XXI )y con ellos elaborar una pequeña ANTOLOGÍA o florilegio de poemas que os gusten, llamen la atención, conmuevan o sencillamente os epaten.

Yo me presto a elaborarla y publicar un PDF que las recoja todas y a partir de aquí, podríamos ir comentando algunas de ellas en un fuego cruzado de opiniones y contraopiniones. Así pues, sólo tendríais que señalar los 2 POEMAS en un comentario a esta entrada hasta final de mes y ya está. Aunque aún quede algo lejos el DIA INTERNACIONAL DE LA POESIA ( declarado por la UNESCO el 21 de marzo:¡cuidado con las alergias primaverales!) esperemos que para esa fecha hayamos podido congraciarnos ya con Erato y Calíope.

Vale.

67 comentarios:

Pilar González dijo...

En materia de poesía soy muy básica y me temo que además bastante obvia:

-Ítaca de Konstantin Kavafis

-Poema de amor nº15 de Neruda (Me gustas cuando callas porque estás como ausente....)

- todo Machado en conjunto (pero eso no vale ¿no?)

PabloJ dijo...

Gracias Pilar, por ser la primera. Anotados tus 2 poemas.
¡Ya llevamos 4!

PabloJ dijo...

Por favor, ponedme sólo el título o el enlace al poema - si queréis alguna traducción concreta -, para no desvelar el texto antes de tiempo.

Gracias...
Firmado: Erato

Tomás Cuesta dijo...

No hay mucho que añadir al primero de los enlaces que os propongo. Creo que la mejor versión (¿traducción?)debe ser una que surja en nuestro recuerdo tras releer las de García Gual y Aurora Luque.
Igual a los dioses

En cuanto al segundo poema, os lo propongo en V.O.
L.C.

No obstante, y para que no se nos enfade tampoco Euterpe, tenemos una melosa e interesante interpretación de cierta Ratita Presumida.
Sin subtítulos

PabloJ dijo...

Gracias a Benito y a Tomás por sus propuestas de poesía clásica, pues ya sabemos que "la obra clásica es un libro que todo el mundo admira, pero que nadie lee" (Ernest Hemingway)

¡Ah, sugerente y sugestivo ese impermeable azul de Tomás!

Elena Ponte dijo...

Me apunto al juego de la poesía con 3 textos seleccionados (si me lo permitís), porque no he podido reducirlos a dos:

- En dinamismo de espresión gloriosa, de Juan Ramón Jiménez

- En la plaza, de Vicente Aleixandre

- Vida, de José Hierro

benariasg dijo...

Si la Ratita Presumida supiera cantar sería la leshe.

Cristina Félix dijo...

¡Qué suerte!, como por lo visto soy miembro y miembra del grupo puedo hacer cuatro elecciones. A ver, Kavafis está ya pillado, Borges me consta que también; Cabrera... Ana, a ver si te animas...

Me quedo con:
El desayuno de Luis Alberto de Cuenca
Una extraña certeza de Abelardo Linares
Y dos poemas de tradición andalusí de Ibn Hazm de Córdoba y de Wallada

Ricardo Reis dijo...

Me van a permitir que desde mi humilde rincón me sume a su linda iniciativa. Yo no sé poner vínculos, así que disculpen si simplemente les transcribo.

Algo de su mágico Ángel González
http://www.youtube.com/watch?v=PeOlKn7outY

Y un Poeta en New York, pero ¿cuál?.
El mejor texto es
http://www.youtube.com/watch?v=RcKI3ZB7wD0

aunque la mejor interpretación es
http://www.youtube.com/watch?v=l-rWCgj5BZg

Elijan ustedes.

Tomás Cuesta dijo...

Ese Ricardo, ¿no se llamará por casualidad Ignacio?

Ana dijo...

Ahí van mis dos aportaciones:
“Visita y llegada” de Antonio Cabrera (del libro Piedras al agua)
“La tercera memoria” de Eugueni Evtuchenko (de la antología, en español, Entre la ciudad si y la ciudad no)

benariasg dijo...

Me llevo los poemas clásicos a mi blog y le mando a Pablo otros algo distintos y desde luego más actuales. Me he visto gratamente obligado a repetir un poeta que aparece en un comentario anterior.

Ignacio Plata dijo...

Como el hijo pródigo, vuelvo al redil, ya que la amorosa inistencia de mis compañeros/as es capaz de vencer las evasivas más remisas. Mis dos poemas están muy conectados entre sí, y creo que serán muy apropiados para el posterior intercambio de opiniones sobre el sentido y la finalidad de este turbio asunto de la poesía.
Son: Mateo, XXV,30; y Otro poema de los dones, ambos de Borges. (Por cierto, yo sí aporto poemas contemporáneos, no como esos arcaizantes filósofos; y desde luego, si de algo estoy seguro es que me llamo Ignacio y no Ricardo… ni Elena).

Guillermo M. dijo...

Pues yo propongo "Resumen de lo humano" en Cantos de experiencia de mi tocayo Blake y "El pensador de Rodín" de Lucila de María del Perpetuo Socorro Godoy Alcayaga

Alberto Caeiro dijo...

Clásicos modernos:
- Elegía a Ramón Sijé.
- Parad los relojes.

No pongo los autores porque no sé quienes son.

Gracias.

benariasg dijo...

Al parecer, Pessoa tenía 72 heterónimos... ¡Daros prisa o no acabamos la antología!

Cristina Félix dijo...

Pues Gabriela Mistral no se queda atrás...

Pilar González dijo...

Sí, sí, pero todos se reducen a uno sólo, y además tú y yo sabemos a cual ¿verdad Benito?

Pilar González dijo...

Por cierto, ya que aquí unos alegan multiplicidad de género, otros a los pseudónimos, y otros "cantantes también valen", me pido poner uno más:

Calle melancolía de Sabina

(Rata de ciudad, nada presumida, pero con talento)

Pilar González dijo...

Fe de e-ratas:

En el texto "otros a los pseudónimos" entiéndase "otros recurren a los pseudónimos".

Y otra cosa ¿que se va a leer después?. Yo me he leído en estos días de postración Purga de Sofi Oksana, y aunque me ha gustado bastante, no me parece apropiado para el grupo de lectura. Demasiado crudo (y también panfletario)

benariasg dijo...

Otra de correcciones (mekáchisss). Quería decir que os déis prisa, es decir, "daos prisa", no "daros prisa". Mira que siempre tengo a mi lado el Manuel Seco, y aun así...

Ya que Pilar introduce la cuña de las lecturas, yo estoy con los relatos de Julian Barnes, están bien, pero van decayendo, como suele ocurrir en estos casos. Leí a Paula Fox (sobresaliente) y recuerdo que hay dos propuestas firmes por ahora: El póquer de los mentirosos y el de Orsenna. También podemos decidirlo el lunes en el cafelito, pero sería bueno ir apuntando ideas.

Cristina Félix dijo...

¿Cómo, "cantantes también valen"?
Pues Annabel Lee de Poe por Radio Futura. ¿Y este qué es, ratón colorao?

Pilar González dijo...

Pues éste, ahí donde lo ves, es un filósofo metido a cantante. Ah, los 80....!

Pilar González dijo...

En lo relativo a proponer libros, mi aportación es El mapa y el territorio de Huellebecq, y que siga la diversión...

Abel Martín dijo...

Aunque por ahí se han enzarzado en los tics de Franzen, yo sigo a lo mío (a ver si se leen El Retrato del Artista Adolescente de una vez, se aprenden todos lo de "Sacerdote de la eterna imaginación, capaz de transmutar el pan cotidiano de la experiencia en materia radiante de vida imeperecedera", se dejan de marear la perdiz y se quedan por fin con el arte).

- Insomnio (Dámaso Alonso)
- 19 días y 500 noches (Joaquín Sabina, ligeramente dopado)

Tomás Cuesta dijo...

El mapa y el territorio no está mal, pero si tenéis un poco de paciencia podréis leer Las Correcciones en unos días. En ése SÍ que deben abstenerse cuarentones timoratos etc.

Beatriz Cerón dijo...

Me gustan los clásicos igual que a los arqueólogos las personas de mucha edad, así que cualquier poema de Shakespeare es un descubrimiento, no sólo de tragedias y comedias vivía el hombre.
Ya está citado, pero Machado es como la boina "funda-mental". Y no puedo pensar en poesía si no nombro al mordaz y magnífico Quevedo.

Beatriz Cerón dijo...

Ya que habéis puesto música a los poemas, a mí siempre me pareció un gran poema aquella canción de José María Cano: "Lía" y cantada por Ana Belén me parece como anillo al dedo, muy sensual:
"...Lías tus miradas a mi falda, por debajo de mi espalda y digo yo, que mejor que el ojo, pongas la intención."
"...Lía con tus besos, la parte de mis sesos, que manda en mi corazón"

PabloJ dijo...

Acabo de cerrar la antología, pero como no resulta tan fácil subir un archivo PDF a Blogger, lo he subido a AULA 31 y desde aquí podéis enlazar con la citada ANTOLOGÍA POÉTICA DE NUESTRO GRUPO DE LECTURA:

ANTOLOGÍA POÉTICA

benariasg dijo...

Gracias Pablo por el trabajo. En una primera lectura me ha sorprendido y gustado mucho, pero mucho, el de Ángel González.
Es poesía de la experiencia pero bonita y profunda, algo que no estoy seguro de encontrar en los que yo mismo he seleccionado o en el de García Montero, por ejemplo. En cambio, estos otros son divertidos.
Otra impresión es que la poesía cantada no me gusta, prefiero no entender las letras de las canciones. (Con alguna excepción: el Neruda de Paco Ibánez, por ejemplo).
Y otra que cuando un poema te lo vas a saltar porque ya lo has leído cien veces, pero resulta que te obligas a leerlo otra vez por ser la ocasión que es, y va y te gusta de nuevo, entonces uno entiende qué es ser un clásico.

EOlmedo dijo...

Pablo, no sé si llego a tiempo, por si...

Defensa de la alegría de Benedetti
A mi madre de Alejandro Latorre Quintanilla

Horacio Bloom dijo...

Gracias a Benito nos hemos topado con otra gran definición de lo que es un clásico (y no los cuatro o cinco Real Madrid-Barça de cada año).

Respecto al poema de Ángel González, tiene algo especial: sugiere sin decir. En él asistimos a algo así como un juego de niños, verdad, pero un juego extraño. Se habla de regiones a las que se va y de las que no se vuelve, lo que desde luego es mucho más que decir "perdimos la inocencia".
Me entusiasma el contraste que se crea entre la imagen de la niña con heridas y juegos entre tierra (esa retahíla de palabras e imágenes tan infantiles y de toda la vida) y los dos versos con que termina la estrofa ("la nacarada nuca donde se demoraban/unas gotas de luz cuando ya luz no había) en los que el poeta despliega su capacidad de re-crear lo que entonces sentía (capacidad con alarde técnico incluido...¡ay, benditos hemistiquios!).

Es ahí, en los alejandrinos (como en el último verso del poema) donde Ángel González nos agarra y ya no nos soltará jamás. Como la hormiga terca que tan bien ha descrito.

Respecto al dilema música/verso, mi impresión es que al final nos encontramos con dos productos diferentes (un poco como con los libros y sus adaptaciones fílmicas). Y una cosa está clara: la primera versión con la que tengas contacto lo condiciona todo. Por ejemplo, si primero lees este poema de Ángel Gonzalez, la interpretación que hace luego el propio poeta junto a Pedro Guerra no te dice nada pero nada nada: porque tú ya les ha incorporado al texto tu propia voz.

Horacio Bloom dijo...

Por cierto, Pablo:
Gracias por enviarme la antología. Si viviera cerca de vuestro centro de trabajo iría en persona a que me lo firmaras.

Enhorabuena por la idea y por lo bien que la has materializado.

PabloJ dijo...

De acuerdo con Horacio sobre el poema de Angel González, y quiero recalcar ese doble nivel ( de infancia y madurez ) con una carga érótica clara: "trencita",
"montarnos", "extraña región".

Pero quisiera comenzar señalando que lo que primero me ha llamado la atención es la gran cantidad de poemas que hemos elegido sobre el tema de la madurez, de la pérdida de inocencia, de la melancolía del tiempo ido, una visión a veces en flash-back sobre esa línea descreída del pasado y de estar de vuelta ya de todo.

La rememoración del pasado ( el poema de Jon Juaristi con esos personajes otrora del Pecé y ahora del PP; La malcasada de Luis A. de Cuenca que nos recuerda que "la nostalgia es un burdo pasatiempo"; el excelente de Abelardo Linares sobre la memoria y el olvido; las 2 canciones de Sabina, el citado de A. González y el nihilista de José Hierro... ) desde un presente que se impone es la tónica general en todos estos poemas

Guillermo M. dijo...

Me ha encantado el poema "a un viejo enamorado". Tras una lábil apariencia,una enguantada y cruel contundencia abofetea inmisericorde los callosos espolones del ego masculino ¡Y encima con fuertes dosis de humor!
También creo que "la tercera memoria" es digna de prestarle especial atención, con ese canto a la vida, al disfrute de lo importante como contrapeso a los bellísimos,sabios -pero preñados de melancolía- versos de la mayoría de los poemas.

PabloJ dijo...

Coincido con Guillermo en los dos poemas, aunque quiero centrarme en el de Evtuchenko ( ¡gracias Ana, por recuperarlo del baúl polvoriento de los 70! ).

Como dice el texto, ni la memoria de la razón (hemisferio izquierdo), ni la del corazón ( hemisferio derecho ) tienen la profundidad de la del "cuerpo". Esos sentidos, esos ojos, esa mejilla, esa "piel que habito" son lo que decía Ana Mª Matute cuando señalaba que lo que nos hace ser lo que somos, nuestra memoria, nuestras arrugas, es el pasado. Esos magníficos versos anafóricos de los diferentes sentidos, concluyen con una "petición de perdón a la vida" (cuando la vida se nos muestra como "algo sin sentido" ), o también de dar "gracias a la vida " ( Violeta Parra ) cuando las tres memorias se confabulan para recordarnos que sólo somos un instante, que sólo polvo ( "mas polvo, enamorado": Quevedo y L.E.Aute ).

Anónimo dijo...

«¡Ah de la vida!»... ¿Nadie me responde?

¡Aquí de los antaños que he vivido!

La Fortuna mis tiempos ha mordido;

las Horas mi locura las esconde.

¡Que sin poder saber cómo ni adónde

la Salud y la Edad se hayan huido!

Falta la vida, asiste lo vivido,

y no hay calamidad que no me ronde.

Ayer se fue; Mañana no ha llegado;

Hoy se está yendo sin parar un punto:

soy un fue, y un será, y un es cansado.

En el Hoy y Mañana y Ayer, junto

pañales y mortaja, y he quedado

presentes sucesiones de difunto.

Anónimo dijo...

Amor, ay amor! ya lo decía Manrique antes que Lope:
Es amor fuerça tan fuerte
que fuerça toda razón;
una fuerça de tal suerte,
que todo seso convierte
en su fuerça y afición;
una porfía forçosa
que no se puede vencer,
cuya fuerça porfiosa
hacemos más poderosa
queriéndonos defender.

Es placer en c’hay dolores,
dolores en c’hay alegría,
un pesar en c’hay dulçores,
un esfuerço en c’hay temores,
temor en c’hay osadía;
un placer en c’hay enojos,
una gloria en c’hay pasión,
una fe en c’hay antojos,
fuerça que hacen los ojos
al seso y al coraçón.

Es una cautividad
sin parescer las prisiones;
un robo de libertad,
un forzar de voluntad
donde no valen razones;
una sospecha celosa
causada por el querer,
una rabia deseosa
que no sabe qu’es la cosa
que desea tanto ver,

Es un modo de locura
con las mudanças que hace:
una vez pone tristura,
otra vez causa holgura,
como lo quiere y le place;
un deseo que al ausente
trabaja, pena y fatiga;
un recelo que al presente
hace callar lo que siente,
temiendo pena que diga.

Pilar González dijo...

Vaya, ahora que nombráis a Aute, éste también merecería estar en la antología con algunas de sus canciones ¿no creéis?

Horacio, lo tuyo de crearte hasta un perfil me parece muy fuerte. ¿Has leido El cementerio de Praga?

Horacio Bloom dijo...

A Pilar:
Es curioso, porque Aute en su disco más celebrado (un directo) cita a San Agustín:

Yo soy dos y estoy en cada uno de los dos.

Cristina Félix dijo...

Pues yo soy una porque si dijera todas las que soy...

Y sí, ese bellísimo poema de Ítaca es doblemente hermoso pues ya se utilizó para una gran ocasión en este centro.

"Ve a muchas ciudades egipcias
a aprender, a aprender de sus sabios."

Y yo me voy a la vibrante Alejandría de Durrell en su novela Justine, "delicia y perfume de mi vida".
Así como muchos otros versos de Kavafis presentes en una prosa que me hicieron detener el paso en mi viaje hacia Ítaca.

Anónimo dijo...

Así que Egipto, a mí Egipto me trae a la memoria algo más burdo:

"Érase el espolón de una galera,
érase una pirámide de Egipto,
las doce Tribus de narices era."

Pilar González dijo...

La realidad supera a la ficción:

Una trama que ni Larsson pudo imaginar

Anónimo dijo...

Unimos lo último que ha ocurrido en Egipto "que tiene narices", y lo de Larsson que comenta Pilar y mejor buscamos poemas del optimismo, ¿no os parece?

benariasg dijo...

Si queréis optimismo, aquí se demuestra que la Neurología muy pronto lo explicará todo. Por lo pronto ahora sabemos que las dificultades y las figuras poéticas activan el cerebro. ¿A que parece increíble? Pues no, es I+D. Personalmente, me noto ya un poco más listo desde que estamos leyendo poemas...

Anónimo dijo...

Pues va a ser verdad lo del artículo. Precisamente después de haber leído un librito que se llama "El monstruo amable" me noto yo más ágil mentalmente.

http://www.elboomeran.com/obra/1011/el-monstruo-amable/

Cristina Félix dijo...

Egipto, narices, política desastrosa y un oxímoron monstruoso, mejor me quedo con Kavafis:

Cuanto puedas
Si imposible es hacer tu vida como quieres,
por lo menos esfuérzate
cuanto puedas en esto: no la envilezcas nunca
por contacto excesivo
con el mundo que agita movedizas palabras.

No la envilezcas nunca
en el tráfago inútil
o en el necio vacío
de los rostros diarios
y al cabo te resulte un huésped importuno.

Tomás Cuesta dijo...

Ahora todos lo saben:
Kavafis también leía a Marco Aurelio.


Y ya que estamos:
Posibilidades

Prefiero el cine.
Prefiero los gatos.
Prefiero los robles a orillas del Warta.
Prefiero Dickens a Dostoievski.
Prefiero que me guste la gente
a amar a la humanidad.
Prefiero tener a la mano hilo y aguja.
Prefiero no afirmar
que la razón es la culpable de todo.
Prefiero las excepciones.
Prefiero salir antes.
Prefiero hablar de otra cosa con los médicos.
Prefiero las viejas ilustraciones a rayas.
Prefiero lo ridículo de escribir poemas
a lo ridículo de no escribirlos.
Prefiero en el amor los aniversarios no exactos
que se celebran todos los días.
Prefiero a los moralistas
que no me prometen nada.
Prefiero la bondad astuta que la demasiado crédula.
Prefiero la tierra vestida de civil.
Prefiero los países conquistados a los conquistadores.
Prefiero tener reservas.
Prefiero el infierno del caos al infierno del orden.
Prefiero los cuentos de Grimm a las primeras planas del periódico.
Prefiero las hojas sin flores a la flor sin hojas.
Prefiero los perros con la cola sin cortar.
Prefiero los ojos claros porque los tengo oscuros.
Prefiero los cajones.
Prefiero muchas cosas que aquí no he mencionado
a muchas otras tampoco mencionadas.
Prefiero el cero solo
al que hace cola en una cifra.
Prefiero el tiempo insectil al estelar.
Prefiero tocar madera.
Prefiero no preguntar cuánto me queda y cuándo.
Prefiero tomar en cuenta incluso la posibilidad
de que el ser tiene su razón.

Wislawa Szymborska
De “Gente en el puente” 1986
Versión de Gerardo Beltrán

Buen viaje.

benariasg dijo...

Falta éste:


LA CIUDAD
Dices "Iré a otra tierra, hacia otro mar
y una ciudad mejor con certeza hallaré.
Pues cada esfuerzo mío está aquí condenado,
y muere mi corazón
lo mismo que mis pensamientos en esta desolada languidez.
Donde vuelvo mis ojos sólo veo
las oscuras ruinas de mi vida
y los muchos años que aquí pasé o destruí".
No hallarás otra tierra ni otra mar.
La ciudad irá en ti siempre. Volverás
a las mismas calles. Y en los mismos suburbios llegará tu vejez;
en la misma casa encanecerás.
Pues la ciudad siempre es la misma. Otra no busques -no la hay-,
ni caminos ni barco para ti.
La vida que aquí perdiste
la has destruido en toda la tierra.

_____________

Por cierto, prefiero las versiones de José María Álvarez. No sabía griego, pero sí versificar.

Cristina Félix dijo...

¡Lo siento, tiré por el camino más fácil tecleando sólo el primer verso!

Cristina Félix dijo...

Ahora sí:
Esperando a los bárbaros.

-¿Qué esperamos congregados en el foro?
Es a los bárbaros que hoy llegan.

-¿Por qué esta inacción en el Senado?
¿Por qué están ahí sentados sin legislar los Senadores?
Porque hoy llegarán los bárbaros.
¿Qué leyes van a hacer los senadores?
Ya legislarán, cuando lleguen, los bárbaros.

-¿Por qué nuestro emperador madrugó tanto
y en su trono, a la puerta mayor de la ciudad,
está sentado, solemne y ciñendo su corona?
Porque hoy llegarán los bárbaros.
Y el emperador espera para dar
a su jefe la acogida. Incluso preparó,
para entregárselo, un pergamino. En él
muchos títulos y dignidades hay escritos.

-¿Por qué nuestros dos cónsules y pretores salieron
hoy con rojas togas bordadas;
por qué llevan brazaletes con tantas amatistas
y anillos engastados y esmeraldas rutilantes;
por qué empuñan hoy preciosos báculos
en plata y oro magníficamente cincelados?
Porque hoy llegarán los bárbaros;
y espectáculos así deslumbran a los bárbaros.

-¿Por qué no a acuden, como siempre, los ilustres oradores
a echar sus discursos y decir sus cosas?
Porque hoy llegarán los bárbaros y
les fastidian la elocuencia y los discursos.

-¿Por qué empieza de pronto este desconcierto
y confusión? (¡Qué graves se han vuelto los rostros!)
¿Por qué calles y plazas aprisa se vacían
y todos vuelven a casa compungidos?
Porque se hizo de noche y los bárbaros no llegaron.
Algunos han venido de las fronteras
y contado que los bárbaros no existen.

¿Y qué va a ser de nosotros ahora sin bárbaros?
Esta gente, al fin y al cabo, era una solución.

Pilar González dijo...

Pues si tanto parece entusiasmar Kavafis ¿por qué no proponerlo como lectura, vamos, digo yo.

Aun que a mí llega a empalagarme en grandes dosis, a la espera de Las correcciones, así podríamos conseguir reconciliarnos con las musas.

Por cierto ¿hay algo de él en la biblioteca?

Anónimo dijo...

"Prefiero" el poema que ha dejado Tomás

benariasg dijo...

Yo también prefiero a Wislawa, me llevo su poema a portada con el permiso de Tomás. No sé si sabéis que murió el miércoles...

Es verdad que Kavafis empalaga algo, y que salidos de los cinco o diez poemas mayores que han aparecido por aquí, no parece haber mucho más. Pero leída en forma de postal ganan mucho. La poesía completa de un autor a menudo cabe en un solo libro escrito y reescrito durante toda la vida, es normal que canse si se lee de corrido.

Pilar González dijo...

Bueno, la propuesta era para ver si se decidía algo o no.

Por mi parte acabo de empezar El mapa y el territorio, visto que aún seguís transidos por la emoción, así que cuando despertéis, me avisáis

Anónimo dijo...

Algunos andan tal vez en un piélago de ideas sublimes y han adormecido sus otrora tan dignas ansias por conocer algo nuevo. ¡Despertad! No sólo de dramas vive el animal humano.

Cristina Félix dijo...

Sí, he sucumbido de nuevo (estoy leyendo Fascinación de DeLillo). Sebald anda por ahí rondando y me lo tomo a sorbos. ¿Qué tal el piquito afilado de Houelle?

benariasg dijo...

Pilar, te acompaño con el juelbec, pero no sé si lo terminaré, de lo suyo voy dos a uno, ganan los leídos, pero no pude con Las partículas elementales en dos combates distintos, el de la batalla lo acabé sin ganas y Plataforma por ahora es lo único que me ha gustado, no sé por qué.

Pilar González dijo...

Guillónimo, mis sublimes ansias siguen intactas, propón algo, anda, que el de Huellebecq no creo que me dure mucho

Guillermo M. dijo...

¡La pifiástes, Burt Lancaster! No he sido yo el anónymous certero.

Guillermo M. dijo...

¿Y esos de las hórridas tildes zaheridas? ¿Es para desprestigiarme? (intento vano, para eso me basto y me sobro)

benariasg dijo...

Yo creo que es Horacio Bloom "de extranjis". Los heterónimos han comprendido que también ellos pueden inventar vidas alternativas, así que vamos a estar muy entretenidos.

Pilar eso de que te va a durar poco es porque es chico, porque te lo vas comiendo a bocaos o porque se te cae de las manos...?

Pilar González dijo...

Benito, es porque el hambre es mucha, y además hace frío fuera de la nave.

Si no es Guillónimo entonces es el de siempre o puede que alguno de sus émulos, que "tó se pega" y esto es ya un sindiós.

Tomás Cuesta dijo...

A mí que me registren.
Ando leyendo Submundo y con eso tengo bastante.

Cristina Félix dijo...

Hace más de un mes que espero Cosmópolis. Fascinación es un cuadro impresionista, por el momento, de lo que ha ido siendo después la obra de DeLillo: diálogos en alto relieve, exploraciones, tecnología y emoción...
Ahí van un par de pinceladas:

(Fragmento de un diálogo sobre un moderador de un programa televisivo:)
"-Siempre está confuso. Ese tipo no es más que su propia imagen. Es incapaz de hablar de algo como el CAP/ORD. No es más que un montón de puntitos electrónicos, eso es todo lo que es. Es tan populachero que debería realizar su programa de noticias en un decorado de salón de estar , vestido con zapatillas y fumándose una pipa frente a la chimenea."

Y esta otra:
"Aquellas armas extendidas en abanico bajo las yemas de sus dedos, no constituían otra cosa que su instrumental de rutina. Con todo, su disposición se hallaba regida por un orden y una precisión especiales. Era capaz de advertir hasta qué punto cada una de aquellas superficies estaba diseñada para adaptarse al menos a otra superficie diferente. Las interrelaciones entre unas y otras se acumulaban y extendían. Las cosas se acoplaban entre sí".

Claro que un par de páginas antes, el narrador comentaba:
"La rutina era el modo en que tu mente se había acostumbrado a trabajar; qué aspectos evitabas; la clase de persona en que te habías convertido."

Anónimo dijo...

Queridos niños, DeLillo rasga apenas el velo de maya. Meritorio pero insuficiente. ¿Alguno de vosotros se jacta de estar leyendo Underworld? Es un comienzo aceptable.

http://www.obsoletos.org/2011/11/la-obsolescencia-segun-don-dedillo/

Guillermo M. dijo...

Juro por mi conciencia y honor que Guiyo no tiene nada que ver conmigo. Que luego todo el personal me atribuye lo que no corresponde.