jueves, 14 de marzo de 2013

Orgullo y prejuicio



––Señor Darcy, soy una criatura muy egoísta que no me preocupo más que de mis propios sentimientos, sin pensar que quizá lastimaría los suyos. Pero ya no puedo pasar más tiempo sin darle a usted las gracias por su bondad sin igual para con mi pobre hermana. Desde que lo supe he estado ansiando manifestarle mi gratitud. Si mi familia lo supiera, ellos también lo habrían hecho.
––Siento muchísimo ––replicó Darcy en tono de sorpresa y emoción–– que haya sido usted informada de una cosa que, mal interpretada, podía haberle causado alguna inquietud. No creí que la señora Gardiner fuese tan poco reservada. [...]
––Si quiere darme las gracias ––repuso Darcy––, hágalo sólo en su nombre. No negaré que el deseo de tranquilizarla se sumó a las otras razones que me impulsaron a hacer lo que hice; pero su familia no me debe nada. Les tengo un gran respeto, pero no pensé más que en usted.

Elizabeth estaba tan confusa que no podía hablar. Después de una corta pausa, su compañero añadió: ––Es usted demasiado generosa para burlarse de mí. Si sus sentimientos son aún los mismos que en el pasado abril, dígamelo de una vez. Mi cariño y mis deseos no han cambiado, pero con una sola palabra suya no volveré a insistir más.
Elizabeth, sintiéndose más torpe y más angustiada que nunca ante la situación de Darcy, hizo un esfuerzo para hablar en seguida, aunque no rápidamente, le dio a entender que sus sentimientos habían experimentado un cambio tan absoluto desde la época a la que él se refería, que ahora recibía con placer y gratitud sus proposiciones. La dicha que esta contestación proporcionó a Darcy fue la mayor de su existencia, y se expresó con todo el calor y la ternura que pueden suponerse en un hombre locamente enamorado. Si Elizabeth hubiese sido capaz de mirarle a los ojos, habría visto cuán bien se reflejaba en ellos la delicia que inundaba su corazón; pero podía escucharle, y los sentimientos que Darcy le confesaba y que le demostraban la importancia que ella tenía para él, hacían su cariño cada vez más valioso.

Orgullo y prejuicio
Es una novela que muestra la sociedad británica del siglo XVIII. En ella se analiza un objetivo primordial para las mujeres en aquella época: casarse sin perder de vista los intereses económicos y los sentimentales.  El tema principal gira en torno al análisis, por un lado, de los prejuicios de Elizabeth Bennet hacia Fitzwilliam Darcy a raíz de unas primeras impresiones y, por otro lado, el orgullo de clase que tiene Darcy y su comportamiento altivo. También se muestra en el transcurso de la obra la evolución psicológica de los personajes, Elizabeth y Darcy, a raíz de los sucesos y equívocos  a los que se tienen que enfrentar, van madurando y  conociéndose  sin hacer caso a la opinión de otras personas. Todo ello les lleva finalmente a enamorarse.



Jane Austen
Fue una novelista británica que nació el 16 de diciembre de 1775 y falleció el 18 de julio de 1817. Vivió en la época de la Regencia. Su familia pertenecía a la burguesía agraria y muchos aspectos de esta clase social quedan  retratados  en su obras, es el caso del tema del matrimonio. A través de sus cartas se sabe que Jane tuvo algunos pretendientes pero nunca se casó.
Sus obras más conocidas son: Emma, Sentido y sensibilidad, Orgullo y prejuicio, La abadía de Northanger y El parque de Mansfield.

Realizado por: Raquel Ruiz García. 4ºB


26 comentarios:

Sara Heredia dijo...

la verdad es que me hace mucha ilusión en ser la primera persona que comenta este libro, ya que se ha convertido en uno de mis favoritos. Sinceramente pienso que soy algo cerrada en lo que a los libros se refiere, normalmente solo leo fantasía y aventuras, algo de comedia, los thriller no los soporto, y las románticas que conozco me parecen muy cursis, pero este libro me ha llegado. Esa manera de ser de Eliza respondiendo con inteligencia, sobre todo al señor Darcy, que la mayoría de personas "temía" por así decirlo, en ocasiones me hacia reír.
El padre de Eliza es uno de los personajes a los que en parte he admirado, sobre todo en la parte en que Eliza se tenia que casar con Collins, su madre le dijo que la odiaría si no se casaba con él y el padre que la odiaría si lo hacia, era un buen padre se interesaba por la felicidad de sus hijas, que también se ve en el final cuando le pregunta si realmente seria feliz con Darcy.
En conclusión es un libro que me ha gustado mucho, a pesar de ser romántico, un estilo que no es de mis favoritos y que me ha emocionado, como en la "tété-à-tété" de Darcy y Eliza en la casa de Collins y Charlotte (que en la película, por cierto, a penas se ha hecho en condiciones) y que se lo recomiendo a todo el que le gusten las historias en dónde algo puede cambiar de una manera inesperada (la primera confesión de Darcy, por ejemplo) y con esto me despido, porque me da la sensación de que si hago mi comentario muy largo nadie se lo leerá, ya comentaré de nuevo en cuanto hallan más comentarios.

Eva María Jiménez Sarmiento dijo...

La familia Bennet,representa las preocupaciones cotidianas de la vida famiiar del siglo XVIII.La única opción de las chicas era casarse,ese era el trabajo que debían desempeñar,el único modo de mejorar su condición era a través del matrimonio.Al principio,la Sr Bennet me parecía un personaje algo ridículo y pesado porque lo único en que pensaba era en encontrar un hombre apropiado para sus hijas,pero en lo que yo no había pensado,es que también es un personaje héroico,es una madre con preocupaciones,porque tiene cinco hijas y en muy poco tiempo,antes de que se les pase la edad,debe casarlas.Hoy en dia,lo normal es no casarse,pero entonces eso era un problema,la situación de la mujer era distinta y era importante tener un techo. En el siglo XVIII,como había reglas,podría decirse que era una época mejor para conocer a un hombre o a una mujer.Al principio,hablan de hombres y del matrimonio,de cosas que no entienden,porque desde pequeñas les han criado con esas ideas en la cabeza.Piensan en eso apasionadamente,a todas horas,pero de repente llegan a sentir esas emociones.Elizabeth es muy tenaz,siempre lo cuestiona todo,y es lo que más me gusta de su personaje.Ella y su hermana Jane,son chicas que experimentan sentimientos por primera vez hacia Darcy y Bingley.En esos tiempos,debían encontrar formar de atraerse y en gran medida,todo tenía lugar en la pista de baile.Los hombres y mujeres normalmente no se tocaban,así que la primera vez que Darcy toca a Elizabeth es cuando la auda a subirse al carruaje,es un momento muy bonito.Porque hoy en dia no nos lo pensamos,sin esa experiencia,es interesante pensar lo importante que puede ser un solo roce.

Raquel Ruiz 4ºB dijo...

Me gustaría destacar la importancia que le daban las familias,en particular las mujeres, al matrimonio en esa época. En la novela se ve muy claro el papel que tenían las mujeres, pues su única preocupación era encontrar un esposo el cual las mantuviera. Donde más se destaca es en el relato de Lydia Bennet. Es una niña cuando se enamora locamente del señor Wickham y este a su vez solamente busca su herencia. Además se ve como su obsesión por tener un esposo la lleva a fugarse con él y a casarse a escondidas.
Otro aspecto que me ha llamado la atención es como en esa época cuando llegaban personas ha instalarse en un sitio,las familias de los alrededores iban sin que las invitaran ha darle la bienvenida a estos individuos y se quedaban a comer o a charlar con ellos. Por ejemplo cuando llegó el señor Bingley, la señora Bennet quiso darle la bienbenida. También era muy común las visitas a ciertas horas de vecinos, que por ellos mismos iban sin invitación alguna.

Paula García Fernández, 1ºBh. A dijo...

El primer párrafo, demoledor, ya nos confiesa cuál va a ser el tema a tratar en la novela: "Es una verdad reconocida por todo el mundo que un soltero dueño de una gran fortuna siente un día u otro la necesidad de una mujer".
En efecto, el libro se basa en las relaciones entre las mujeres y los hombres de la época. Lizzy, por el contrario, no quiere obedecer esas reglas de tener que casarse por necesidad básica de supervivencia, sino por amor, y pienso que si no lo hubiera encontrado nunca, probablemente habría tenido el valor de no casarse y vivir independientemente.
Pero lo encontró, y el señor Darcy la valoraba como la persona ingeniosa e inteligente que era, sin verla como una mercancía. Me sorprende el carácter feminista de la autora en este libro, ya que Austen debió de ser muy adelantada a su época para tener estas ocurrencias. Además, me ha encantado el vocabulario que usaban y las vueltas que daban a la hora de hablar para decir la cosa más superficial que se les ocurriese, ya que siempre hablaban de temas sin importancia durante los bailes, comidas, etc. Y, como dice Sara, el padre es ese personaje que te llega al corazón cuando dice eso de "una triste alternativa se te ofrece, Lizzy. Desde este día tienes que ser extraña a uno de tus padres. Tu madre no quiere volver a hablarte si no te casas con Collins, y yo no quiero volver a verte si te casas con él"; cuando leí esa frase creo que estuve cinco minutos releyéndola fascinada.
En definitiva, el libro es una maravilla para abrirnos los ojos a la suerte que tenemos ahora de poder elegir nuestra propia vida.

laura aparicio peña dijo...

Orgullo y perjucio es el libro mas conocido de pa autora britanica jane austen ademas de ser uno de los clasicos de la literatura . es una bovela escrita en la inglaterra del sigol XVIII .
Donde vive la familia bennet seño y señora con sus cinco hijas de edades de 15y 23 año la historia ronda sobre la familia bennet,con una madre que desea casar a sus cinco hijas. Pero eb este caso se habla primordialmente de una de las hermanas bennet, Elisabeth donde narra su aventura de amor y desamor con el señor Darcy. Darcy no le agrada del todo a bennet por que creen que son una familia de aprovechados buscando casar con hombres ricos solamente y ella (Elisabeth) cree que el es demaciadi arrogante que se cree que es demaciado perfecto para poder compartir con cualquiera inferios a su clase social.pero finalmente el orgullo de ELisabeth se ven a darse cuenta de los eqyibocados que estaban con respecto de uno al otro

Laura Aparicio Peña dijo...

se me olvidaba comentar que uno de los párrafos que mas me ha llamado la atención entre tantos, ha sido cuando Darcy se dirige hacia Elisabeth y le dice:y tal es la opinión de usted sobre mi esta es la estimación en que usted me tiene !le doy gracias por haber manifestado todo esto con semejantes amplitud!.¡según estos cálculos mis faltas han sido grandes! pero quizás esas falta se hubieran pasado por alto si su orgullo no se hubiera ofendido con mi honrada confección de los escrúpulos que durante largo tiempo me impidieron tomar una resolución habría evitado tan amargas resoluciones acusaciones si yo .con gran política, hubiera ocultado mis luchas, lisonjeandola con la idea que me habia a este paso por inclinación y sin reservas por mi dictamen, por mi reflexión, por mi todo . Mas aborrezco el disimulo de de toda especie.Me avergüenzo de los sentimientos expresados;eran naturales y legítimos.¿podría usted esperar que me agrada la inferioridad de sus relaciones, que me regocijasen con la esperanza de parentesco cuya condición están tan a las claras inferior a las mías?me impacta por que manifiesta la clave del libro el orgullo de ella y la lucha entre la clase social inferior

Blanca Jiménez. dijo...

Orgullo y prejuicio es una de mis historias de amor favoritas, porque no es que sea un amor imposible, pero debido a la arrogancia y al orgullo de los personajes, en un principio sí que lo es. Sin duda, Lizzy demuestra ser la que más cabeza tiene de todas las hermanas, a pesar de no ser la mayor. Uno de mis personajes favoritos es el señor Bennet, porque me encanta su forma de ver las cosas y el amor que demuestra hacia Lizzy, apoyándola cuando ella no quería casarse con su primo. Por otra parte, la señora Bennet es insoportable, no soportaría tener una madre así, ella se debe a que sus hijas encuentren un buen marido, adinerado y ya está, ese es su único oficio. En definitiva, este libro no es precioso, es lo sigiente y admiro mucho a Lizzy por no ser como las demás muchachas de su época, es un personaje muy entrañable.

Almudena Ramos Jiménez dijo...

Para empezar quiero decir que cuando comenzé a leerme este libro creí que no me iba a gustar lo más mínimo pero de manera que fui avanzando en la lectura me fue gustando cada vez más y a terminado siendo un libro que me ha gustado mucho.
La actitud del señor Bennet me parece la más correcta y la que tiene que tener un buen padre, que debe de velar por la felicidad de su hija y por lo que a ella la haga feliz como hace él con su hija Lizzy y todo lo contrario hace la madre de Lizzy, la señora Bennet, que solo le interesa que su hija se case con alguien adinerado y no le importa si su hija así será feliz ni si tampoco estará bien solo la mueve el interés y no le importa para nada lo que quiera y desee su hija.
También tenemos que tener en cuenta que esto pasó en otra época y en otros tiempos en los que la manera de pensar respecto a la que tenemos hoy en día es muy diferente. Para terminar me gustaría comentar que sinceramente no me gustaría para nada vivir en esos tiempos y en esa época, pienso que no podría.

Delia Cristal Bonoso Chimbo dijo...

Este libro "Orgullo y Perjuicio" forma parte del siglo XVIII. Trata de una familia donde la madre busca el mejor porvenir para sus cinco hijas buscándole el mejor partido a ellas para que en un futuro no pasen necesidades..Pero sus hijas no se casaban por beneficio sino por amor y alcanzar la felicidad,y es cuando aparece el señor Darcy y el señor Bingley. Desde un principio para lizzy el señor Darcy le parecía un hombre arrogante pero al ir pasando el tiempo, Darcy le declaro el amor que sentía por ella,los sentimientos de lizzy en ese momento estaban confusos,pero por otro lado el señor Bingley y la señorita Jane congeniaron mutuamente que desde entonces , él fue a pedirle al señor Bennet y la señora Bennet la mano de su hija. Al pasar el tiempo el Señor Darcy y Lizzy coincidieron en un lugar apartado donde hablaron y ella le declaro que también sentía algo por el y es cuando decidieron ir hablar con el señor y señora bennet. Y al final la señora bennet consiguió sus objetivos casar a sus hijas con un hombre de dinero ,aunque quedaron dos hijas de ellas que no contrajeron matrimonio. Para mi parecer a mi me encanto este libro, aunque la película cortan mucha información.

Miguel Rolando Pazmiño Estrada dijo...

Para empezar a mí no es que me interesen los libros que tienen romanticismo porque creía que eran aburridos, pero al leer este libro me he dado cuenta que no tiene porque ser así, ya que los libros como este también te hacen disfrutar como los libros de acción miedo, intriga o aventura.
Al comenzar a leer el libro ya te das cuenta de la actitud de cada personaje, por ejemplo: la autora nos muestra como es la madre de Jane, Elizabeth, Mary, Catherine y Lydia, ya que durante la historia parece ser desagradable, que solo le interesa que sus hijas se casen con alguien que tenga mucho poder y dinero pero no es así, ya que lo que persigue la señora Bennet es que sus hijas no tengan que vivir como pobres, sino como reinas.
En este libro también nos muestra como es la sociedad de la época, para ello la autora utiliza un lenguaje formal, esto se nota en la educación y respeto que muestran los personajes hacia los demás. Por ejemplo esto se ve claro en las descripciones de los personajes, como el señor Bingley al que se lo describe como una persona apuesta, de aspecto distinguido, semblante agradable y de trato cordial y sin la menor muestra de afectación.
También cabe destacar la actitud de cada una de las hermanas para entenderlas mejor durante la historia. Jane considera a todos inocentes y de buen corazón, además de ser incapaz de juzgar mal a alguien, Elizabeth es divertida, directa y muy emocional. Mary habla poco por lo que no se puede saber mucho de ella, y por último Catherine y Lydia que son muy unidas, ambas muy locas, atrevidas y extravagantes, lo cual les conlleva algunas veces a las dos a no tenerse respeto por sí mismas, dejándose así en ridículo.

Melani Ruiz Ruiz dijo...

para empezar quiero destacar algo, nunca pense que existiera una historia de amor tan bella como la de el sr.Darcy y la srta. Elisabeth, te hace sentir millones de cosas a la vez, mucha intriga por parte de estos personajes ya que como dicen``del amor al odio tan solo hay un paso´´ pues bien esto es lo que ocurre con estos dos personajes. tambn quiero destacar que Jane austen es una de mis escritoras prferidas.
esta novela britanica fué escrita en el s.XVIII. tambien me llamo la atencion la intensidad de la sra. Bennet por su ansiedad de casar a sus hijas con un joven de buena familia y adinerado, como si no hubiera otra cosa en el mundo.
en mi opinion este libro me ha encantado, porque no es la tipica historia de amor y seguramente me lo vuelva a leer.

Lorena Cazorla Mostazo 1bach A dijo...

Personalmente, creo que este libro es bastante claro con las historias que se vivían en aquella época. Me ha chocado bastante la actitud de la señora Bennet a lo largo de la historia, pues únicamente piensa en el dinero y la calidad de vida de sus hijas. A mi parecer, el amor que puedan sentir sus hijas hacia otras personas para la señora Bennet es algo secundario si no hay una gran renta anual de por medio y, la verdad, es algo que me desagrada mucho, aunque solo se trate de un libro. Coincido con Sara en la opinión que tiene sobre el padre, pues él si llega a pensar en la felicidad de sus hijas. Por ejemplo, cuando el señor Collins le propone matrimonio a Lizzy y esta se niega, su madre le chantajea diciéndole que si no acepta, no le volverá a dirigir la palabra. Ante esto, el señor Bennet actua de una forma totalmente contraria a la de su esposa, dándole a Lizzy libertad para elegir la respuesta a la declaración del señor Collins. Otra cosa que me ha chocado bastante es la actuación de Lady Catheryne ante la propuesta de matrimonio del señor Darcy. Pero se puede decir que estas actuaciones están justificadas por la mentalidad que caracterizaba a la época a la que pertenece el libro. Sin duda, la parte que más me ha gustado, ha sido cuando la señora Bennet cambia radicalmente de opinión respecto al señor Darcy al anunciarse el compromiso entre este y su hija. Deja a la vista la descarada hipocresía que a tantas personas define en aquella época. Lo Único que no me ha gustado del libro, ha sido la utilización excesiva de detalles para contar un pequeño acontecimiento. Ha hecho que el libro se me haga un poco pesado. Pero en general, me ha gustado bastante y, el final, me ha gustado. Al final, todos contentos.

María Ángeles Moyano López dijo...

Cuando empecé a leerme el libro pensaba que no me iba a gustar nada, pero poco a poco mi opinión empezó a cambiar. Es un libro que representa la sociedad del momento bastante bien, una madre (la señora Bennet)que quiere el bienestar de sus hijas casándolas con hombres con dinero sin importarle si hay o no amor entre ellos,Como cuando quiso Lizzy se casara con Collins.
El romance entre Elizabeth y Darcy me ha encantado en todo momento, desde el baile cuando ella escucho la conversación en la que Darcy y Bingley hablaban de ella hasta que se casan finalmente.La parte en la que Lizzy lee la carta que Darcy le deja y le cuenta todo, es una de mis partes favoritas, ya que ella se da cuenta de que el orgullo y el prejuicio no llevan a ninguna parte.
Jane y Bingley era muy de suponer que acabarían juntos y bien, me lo esperaba antes que Elizabeth y Darcy.
Las otras hermanas en mi opinión pasan a un segundo plano,como ha dicho Miguel de Mary se llega a saber poco y Lydia y Kitty en ocasiones se pierden el respeto.
En definitiva el libro me ha encantado, es un libro de los que con el tiempo te vuelves a leer.

María Ángeles Moyano López dijo...

Tengo que decir, que aunque la señora Bennet me ha chocado bastante a lo largo de la historia,las discusiones con el señor Bennet eran muy graciosas, ella sola se ahogaba en un vaso de agua.
Támbien tengo que decir que la película y el libro van muy bien compaginados, me ha gustado mucho ponerle cara de una forma u otra a los personajes del libro, ya que en otras ocasiones no lo había hecho por estar solamente el libro.

Elena Aragón 1ºBach B dijo...

Orgullo y prejuicio relata una historia de amor, aunque más bien, sería una historia de amor a regañadientes, ya que los dos protagonistas que procesan este afecto* no admiten sus sentimientos, es más intentan evadirlos poniendo excusas y pretextos para convencerse de que no sienten amor el uno por el otro, no sé muy bien si hacen esto conscientemente o no, porque depende del momento, hay ocasiones en las que es su subconsciente el que pone esas barreras debido a las “reglas sociales” de la época (lo que está bien visto y lo que no). Al final de la obra ambos (el Señor Darcy y Lizzy) se dan cuenta de los prejuicios, de la vanidad y del orgullo que han tenido y de que estos les han hecho sufrir. Así que deciden dejarlos a un lado y ser felices juntos, como ambos desean.

Hay ciertas cosas que me han llamado la atención en esta obra, como por ejemplo: el concepto del matrimonio, el cual es muy diferente al que existe ahora, en varias ocasiones se menciona en el libro que el matrimonio no tiene como fin el amor entre dos personas aunque a veces se tiene suerte y sí lo (amor) hay. Otra cosa que me llamó la atención fueron los valores que se tenían en aquella época, valores muy bien definidos (amable, alegre, bailarín, apuesto, adinerado, etc.), que cualquier persona debía tener para ser “un buen partido”. Además de la preocupación por las apariencias y las relaciones en sociedad, a las cuales se les daba mucha importancia. También me sorprendió el uso de las siguientes palabras: Estima (aprecio que se siente por alguien), afecto (inclinación hacia una persona), etc. Estas palabras son muy generales y casi valdrían para cualquier tipo de cariño. En la actualidad no se utilizan estas palabras para describir los sentimientos amorosos que se procesan hacia otras personas, según mi parecer en nuestra época se utilizan palabras con más significado y más fuerte.
Otra cosa que si que me chocó muchísimo fue que Lizzy, la cual era tan inteligente, tan observadora, tan objetiva e imparcial, etc. Se dejara llevar por prejuicios y el orgullo.

Ana Millón 1Bach B dijo...

Cuando me decidí a leer este libro el titulo no me apasionaba mucho pero al ir descubriendo los sucesos que pasaban me ha ido enganchando .
Esta obra deja claro como era la sociedad en esa época, ya que lo único que importaba es que si no eras de una familia rica, tenías que intentar casarte con un hombre rico para conseguir su fortuna y ayudar a tu familia .
En el comienzo de este libro te das cuenta claramente como es la señora Bennet como el libro dice: Su meta en la vida era casar a sus hijas; su consuelo, las visitas y el cotilleo. Otro personaje que me ha llamado mucho la atención es el señor Bennet ya que era una mezcla rara entre ocurrente, sarcástico, reservado y caprichoso, al que se le notaba una clara debilidad por su hija Elizabeth, aun que cuando se refería en general a sus hijas las llamaba tontas, pero después demostró que era un buen padre y que si se preocupaba por ellas.
Uno de los personajes que más a captado mi atención a parte de por ser el protagonista ha sido el señor Darcy ese hombre orgulloso que se creía superior a los demás que no dejó de ser orgulloso ni cuando le declaró por primera vez su amor a Elizabeth diciéndole que ese amor estaba en contra por parte de su familia y de él mismo como hombre racional ya que para él la diferencia social era muy importante y decía que contraer matrimonio con ella sería extremadamente censurable .En definitiva este libro me ha encantado ya que deja claro que por amor se deja el orgullo y los prejuicios , como se ve claramente reflejado en la historia al casarse Elizabeth y Darcy . Elizabeth es todo una afortunada ya que ella consigue lo que se buscaba en esa época que era casarse con un rico, pero ella lo hace por amor no por su dinero.
Esta historia acaba con un bonito fin.

Antonio Aparicio dijo...

En primer lugar cuando empecé a leerme este libro la verdad es que me aburría, no me llamaba nada la atención se me hacía un poco pesada la lectura pero todo cambio cuando iba avanzando la historia. Una de las personas que más me han llamado la atención ha sido la Señora Bennet, en especial su comportamiento, que a lo largo de la historia la Señora Bennet solo pensaba en que sus hijas consiguieran casarse pronto y con personas con mucho poder y dinero para que así saliese la familia beneficiada. Por otra parte las hijas menores llevaban una vida de lo más ociosa, y les gustaba mucho, una de sus mayores preocupaciones podía ser que sombrero llevar o de que color ponerse la cinta. Otra parte que me ha llamado también la atencion es cuando el Señor Darcy le pidió matrimonio por primera vez y le confeso sus sentimientos a Elizabeth, esta lo rechazo porque pensaba que Darcy se interpuso entre su hermana Jane y Bingley, por su riqueza e importancia. Más adelante el Señor Darcy le manda una carta a Elizabeth explicándole lo que realmente ocurrió.
La historia termina con un final feliz y con casi toda la familia casada.

María Ruiz Yuste 1ºBach-A dijo...

La verdad es que este libro se ha convertido en uno de mis favoritos, me ha encantado la historia es muy bonita, me encanta la personalida de Lizzy es muy directa y sincera, es todo lo contrario a su hermana Jane que nunca decía lo que pensaba, siempre tenía algo bueno que decir de todo el mundo.
La verdad que cuando empecé a leer el libro el personaje de Sr.Darcy me cayó muy mal porque era muy arrogante y se creía superior a los demás por su posición económica.
la verdad que este libro casi me hace llorar...
Refleja la sociedad de inglaterra del Siglo XVIII muy bien aunque es raro ver que hablabam con mucha educación siempre de usted y utilizando "señor" o "señora" siendo amigos de toda la vida es algo que ahora es muy raro hasta casi con las personas mayores.
Me encantó la parte donde el Sr.Darcy se declaraba a Lizzy fue muy bonita. Lo que nunca se me va a olvidar de este libro es la primera frase con la que empieza "Es una verdad universalmente conocida, que un hombre soltero de gran fortuna tiene que desear una esposa" es lo que la madre de Elizabeth, Señora Benet quería para sus hijas, un hombre rico, de gran fortuna para que sus hijas no quedaran desamparadas cuando muriera su padre. La verdad que el papel de la Señora Benet es un poco estúpido, es una madre que solo quiere encontrar un marido para casar a sus hijas y cuando habla siempre decía cosas sin sentido por ejemplo cuando el Señor Collins le pidió matrimonio a Lizzy y esta se negó, la madre le dijo que si no aceptaba que no le volviera a hablar y me impactó mucho la actitud del padre que le dijo que si aceptaba sería él el que le dejaría de hablar, es una actitud que un padre de esa época no tendría.
Después de haber dicho todo esto os dejo con una frase de Lizzy para que penseis "Cuánto más veo cómo es el mundo, más me desagrada; y todos los días confirmo mi creencia en la incoherencia de los seres humanos, y en la poca confianza que se puede depositar en las apariencias del mérito o de la inteligencia".

Juan José Ocón Alba dijo...

Este libro me ha gustado mucho por varias razones como pueden ser, la época y el trato de usted a usted que había en ella cosa que desgraciadamente se ha perdido.
Otra cosa es que me parece bastante mal el modo de casarse que había en esa época ya que tenias que casarte por dinero y no por amor lo que me parece injusto para Lizzy ya que fue su madre la Sra. Bennet la que se ocupo y esto me hizo recordar cuando alguien que poseía un titulo (marques,conde,duque)se casaba con alguien apoderado para tener bienes y el apoderado para tener posesión el titulo.

Enrique Alba López 1ºB-A dijo...

Este libro me ha encantado en todos sus aspectos, porque este tipo de literatura medieval es bastante interesante, apasionante y muy entretenida. Me ha gustado sobre todo en la forma que tenían de ver los padres la felicidad de sus hijos, especialmente la visión de las madres, que pensaban que lo más importante era casar a sus hijas con un buen marido con mucho honor, prestigio y dinero, como es el caso de los militares que visitaban la zona.
Aún así, he de decir que en esta historia el padre buscaba también la felicidad de sus hijas, pero de un modo distinto al de la madre puesto que el quería que Elizabeth se casara con el hombre que ella amara, en contra de la opinión de su madre.
También me resulta muy interesante la gran cantidad de juegos que realizaban durante las reuniones de dos familias para entretenerse y las reuniones sociales que se organizaban en forma de bailes. También se le daba gran importancia a ser invitado por una familia poderosa y a que el anfitrión bailara con las jóvenes muchachas de las demás familias, costumbre que aún se puede ver en algunas partes del mundo(Hispano-América).
Para terminar este comentario, le recomiendo este libro sólo a las personas que les guste este época y un poco los líos amorosos y el tipo de romance que existía en ese momento histórico.

Enrique Alba López 1ºB-A dijo...

Como comenta mi compañero Juan José Ocón Alba un aspecto también interesante del libro es el tema del gran respeto que se tenían todos de usted ha usted con mucha educación pero sin embargo a la espalda se criticaban de todas las formas posibles como es el caso de cuando Elizabeth llego a la casa de la otra familia completamente llena de barro porque su hermana Jane se había puesto enferma.

Maite Campos Baena dijo...

Emprimer lugar cuando empezé a leerme el libro no pensaba que me fuera a gustar tanto.Unas de las cosas que me gusta es que refleja la situación que muchas personas vivierón en esa época.La situación que más me ha impactado es la impetud de la madre,la señora Bennet por casar a su hija con un joven con fortuna sin pararse a pensar en lo que pensara su hija y otra cosa que destaco es que el padre,si se para a pensar en lo que su hija verdaderamente siente y no solo lo mueve el dinero coma a la señora Bennet.yo pensaba que siempre eran los padres los que obligaban a sus hijas a casar por dinero y que la madre se mantenia al margen y me he dado cuenta que no siempre es asi

Maria Bueno Vazquez 1ºBach A dijo...

Refleja la sociedad de Inglaterra del siglo XVIII,aunque se ve raro porque antiguamente se hablaba con mucha educación siempre de usted y utilizando "señor" o "señora" aunque fueran familias o amigos o conocidos; actualmente no se refleja eso en nuestra sociedad y seguimos así hasta con las personas mayores cuando deberíamos guardarles un respeto.
Es un libro que me dejo con las ganas de seguir leyendo. Creo que es muy difícil encontrar a una chica a la que no le guste esta historia y que no desee al menos por un momento convertirse en Elizabeth Bennet, me he reido un montón con la madre de Elizabeth y sus hermanas. Una historia de amor para recordar que las cosas se deben de ver con diferentes puntos de vista y no de la primera impresión. No pinta a los hombres y mujeres perfectos. Sino reales y acorde a la época en que fue escrito.
Y el final fue cuando más me enamoro cuando Elizabeth al final consigue lo que quería que era casarse con su amor y no por dinero como antiguamente se casaban o por posición social sino ella lo hizo por AMOR.

Luis Enrique Vico Recio dijo...

Pues la verdad es que el libro aunque demasiado aburrido y lineal nos enseña bastantes cosas, la verdad es que la relacion entre Elizabeth y Darcy nos da mucho que pensar y hace muy buena referencia al titulo, el orgullo de ambos (Elizabeth por haberle escuchado decirle que no era lo suficientemente bella para el) y los prejuicios que ella tiene de el por lo que parece. Me gusta cuando le escribe la carta explicandole el porque intervino en la relacion entre Jane y Bingley y ahi verdaderamente se da cuenta de como es el. La verdad es que no hace falta irse a un siglo tan pasado para darse cuenta de que la gente juzga solo por primeras impresiones sin dar la oportunidad de conocer a los demas.

Claudia Martín Gómez 1ºBach-A dijo...

Pues creo que este ha sido uno de los mejores libros que me he leido, al principio me pareció un poco aburrido pero después la historia te engancha muchísimo.
El personaje que más me ha gustado ha sido el padre el Señor Bennet tenía una mentalidad muy diferente a la que tenían los hombres de esa época, como cuando por ejemplo Lizzy rechazó al Sr. Collins se puso de su parte y siempre que hablaba con su mujer se veía indeferente a lo que esta pensaba.
Y los personajes que menos me han gustado han sido las hermanas del Sr. Bingley porque eran muy clasistas y se creían muy superiores a los demás por su posición económica y por vivir en la ciudad.
En fin hoy en día no amor verdadero.

sergio jimenez dijo...

pues yo creo que la sociedad de ese tiempo tenia como una ley muy rara, ya que las mujeres no podían tener la herencia de sus padres pero al final triunfa el amor el señor darcy deja su orgullo a un lado y se casa con elisabeth eso es lo que me ha gustado el libro el resto muy aburrio menos algunos tramos que tiene de comedia.