miércoles, 13 de marzo de 2013

El sí de las niñas





           El sí de las niñas es una comedia que trata sobre Doña Paquita, una joven de 16 años obligada por su madre doña Irene a casarse con Don Diego, un sensible y rico caballero de 59 años. Sin embargo, este ignora que Doña Paquita está enamorada de un tal «Don Félix», quien en realidad se llama Don Carlos, y es sobrino de Don Diego. Con este triángulo amoroso como argumento se desarrolla la obra, cuyo tema principal es la opresión de las muchachas forzadas a obedecer a su madre y entrar en un matrimonio desigual y en este caso con una gran diferencia de edad entre los contrayentes.
              La clave de la obra se encuentra en la contradicción que caracteriza a Don Diego en el tema de la educación de los jóvenes y la elección de estado: su práctica, su actuación, no concuerda con la teoría. Pide libertad para la elección de estado (una libertad negada entonces a los jóvenes), critica la falsa concepción de la autoridad por parte de los padres: comprende que ese falso autoritarismo es la raíz de muchos males; quiere que Paquita elija con libertad.
Pero en la práctica, don Diego, que es el protector de su sobrino Carlos, comete con él los mismos errores que critica en teoría. Esta contradicción entre la teoría y la práctica es el hilo que conduce la trama teatral.
Fuente: Wikipedia.


         Este fragmento del libro es uno de los que más me ha gustado porque la madre le pide respeto a su hija, ya que una madre es lo que debe hacer, educar a su hija conforme a  la época en la que vive. Doña Francisca, al igual que todas las hijas debe de comprender que exija ese respeto y esa educación, porque es una madre que busca una estabilidad económica. Y por otra parte, también me ha gustado mucho  el hecho de que Doña Irene le pide confianza y que nunca la abandone y que esté ahí para ella como su madre está para su hija; ahí se nota el amor que se tienen y como en la obra se entretejen convenciones sociales, intereses y sentimientos.

 -DOÑA IRENE: Sin contar con su madre... Como si tal madre no tuviera... Yo te aseguro que aunque no hubiera sido con esta ocasión, de todos modos era ya necesario sacarte del convento. Aunque hubiera tenido que ir a pie y sola por ese camino, te hubiera sacado de allí... ¡Mire, usted qué juicio de niña éste! Que porque ha vivido un poco de tiempo entre monjas... ya se la puso en la cabeza el ser ella monja también... Ni qué entiende ella de eso, ni qué... En todos los estados se sirve a Dios, Francisquita; pero el complacer a su madre, asistirla, acompañarla y ser el consuelo de sus trabajos, ésa es la primera obligación de una hija obediente... Y sépalo usted, si no lo sabe.

-DOÑA FRANCISCA: Es verdad, mamá... Pero yo nunca he pensado abandonarla usted. 

Realizado por: Ayla Syra Gallardo España, 1º Bach A

37 comentarios:

Noelia Fuentes Tovar 1 Bachi. A dijo...

Este libro nos enseña que tenemos que tomar decisiones por nosotros mismos y no por los demás, como le pasa a Paquita que no se quiere casar con Don Diego por que es mucho mayor que ella y además Paquita siempre ha estado enamorada de Don Carlos un apuesto muchacho más joven que Don Diego. La parte que más me ha gustado de este libro ha sido cuando Paquita y Don Carlos huyen del combite de Paquita y Don Diego. La parte que menos me ha gustado ha sido cuando la madre de Paquita(Doña Irene) le obliga a casarme con alguien que ella no quiere, como ya he comentado antes.

Ayla Syra Gallardo España dijo...

Este libro me ha encantado, no solo por el hecho de que sea una historia de amor, sino porque yo pensaba que las obras de teatro eran largas y aburridas pero este libro me ha demostrado que para nada es así.
Me ha gustado mucho cuando Doña Francisca estaba indecisa y no sabía de lo que hablar con Don Félix, su amante, porque es lo que pasa en la realidad, si te gusta alguien no te atreves a decirle nada y te da mucha vergüenza.
Una de las cosas que no he visto correctas es que una madre, en este caso Doña Irene, oblige a su hija, Doña Paquita, a casarse con un hombre mucho más mayor que él, ya que no es una cuestión razonable. Aunque solo sea por el dinero.
Por otra parte, el libro te enseña que no es bueno mentir, como hizo Don Carlos con Doña Francisca, al mentirle y decirle que él era Don Félix de Toledo. Con las mentiras no se llega a ningún lado.
Y ahí os dejo una pregunta: ¿os casaríais con alguien que es mucho más mayor que vosotr@s solo para complacer a vuestra madre?

Ayla Syra Gallardo España dijo...

Estoy de acuerdo contigo, Noelia, en lo de tomar decisiones por nosotros mismos y no por los demás, porque al fin y al cabo las consecuencias las vamos a sufrir nosotros y no creo que nadie se pare a ayudarnos.
Por eso, Doña Francisca desde un primer momento debería de haberle dicho a su madre la verdad, que ella no amaba al hombre con el que su madre la obligaba a casarse, sino que amaba a otro hombre. La verdad siempre por delante de todo.

Ayla Syra dijo...

El personaje que más me ha gustado ha sido el de Doña Francisca porque, en mi opinión, ha sido muy valiente al desafiar a la madre, en lo que se refiere a amar a otro hombre, ya que aunque haya sido educada de una manera dura, es decir, sin poder elegir cuáles podían o no ser sus posibilidades de vida, lo ha llevado de forma buena y sin faltarle el respeto a Doña Irene, aunque si te pones en su lugar, no creo que hubiera conseguido aguantar tanto tiempo bajo las órdenes de mi madre y habría hecho algún acto de rebeldía.
Y también pienso que Don Diego debería de haber dicho que no al casamientocon una muchacha de 16 años, porque al fin y al cabo es una niña.
Una de las cosas que más me ha gustado de esta trama ha sido que Don Carlos, al enterarse de que la prometida de su tío Don Diego, era Doña Paquita huyera por lealtad más que por otra cosa.

Lorena Cazorla 1º Bach A (lectura adicional) dijo...

En general, estoy de acuerdo con las críticas de Ayla Syra y Noelia.
Pero si Don Diego quería casarse con una muchacha tan joven, a él no le importaba mucho que esta estuviese enamorada. Pero gracias a lo que Don Carlos le dijo, el empezó a pensar en cómo repercutiría eso en su vida. Es decir, él no podría vivir tranquilo si supiera que ha destrozado a una pareja que se ama mutuamente y que además, formaba parte de su familia.
Respondo a la pregunta que plantea Ayla Syra en su primer comentario. Yo respeto muchísimo a mi madre y siempre intento hacer las cosas de formas que las dos estemos satisfechas con las acciones. Pero si es algo en lo que ella no se va a ver afectada, pero por el contrario, yo si, la decisión que yo quiero tomar, tiene más peso. Una madre de puede aconsejar y guiar por situaciones difíciles, pero no te debe ordenar cómo tienes que hacer tu vida. Al fin y al cabo, vas a ser tú la que se case con ese señor, la que lo tenga que aguantar y la que tenga que fingir un amor que no siente. Resumiendo, yo no me casaría con alguien solo por complacer a mi madre.

Lorena Cazorla 1º Bach A (lectura adicional) dijo...

Estoy acostumbrada a las novelas, a que cada palabra me vaya haciendo intuir qué es lo que va a pasar. A que las metáforas me den pistas de qué ocurre y me hablen de los sentimientos de los personajes. Pero en las obras de teatro, para mí, es bastante difícil adivinar cómo se siente el personaje. Tienes que estar muy atenta a lo que hay en las páginas para poder captarlo todo.
Sinceramente, este libro me ha costado un poco leerlo. Quizá porque es la primera obra de teatro que leo o porque muchas de las palabras utilizadas ya están en desuso o han pasado a tener otro significado.
Pero en general, me ha gustado el final del libro. Don Carlos hace pública su relación con Doña Francisca y aunque al principio Doña Irene se mostraba totalmente reacia a la idea de que ambos muchachos se casaran, con el diálogo se consigue que todos queden felices.
Gracias a que esa carta que estaba destinada a ser una más entre Don Carlos y Doña Francisca, llegara a manos de otra persona, el amor discreto que hasta ahora habían llevado durante un año, pasaría a convertirse en una vida feliz de amor mutuo.

Carolina Jiménez Lisbona dijo...

Con esta novela, he notado bastante diferencia del antes a la actualidad, el que influya y se deje llevar por su madre en las decisiones que tiene que tomar ella en su vida, porque al fin y al cabo Doña Francisca es la única que debe estar a gusto con su vida.

Noelia Ramírez Portillo 1º Bach. A dijo...

Este libro me ha gustado mucho porque aunque no me guste la obra de teatro me ha parecido una historia muy intensa.
Me parece muy bonito y romántico que el amor verdadero haya vencido a los intereses sociales. Al principio, (no estando acostumbrada en estos tiempos a matrimonios de interés) la actitud de Don Diego e Irene me parecieron un poco egoísta pues no pensaban en la felicidad de Doña Francisca.
Estoy de acuerdo con los comentarios de mi compañera y no me parece bien que Don Carlos al principio mintiese a Doña Francisca sobre su vida porque al final se acaba enterando de una forma u otra y siempre es mejor ir con la verdad por delante.

Blanca Jiménez. dijo...

"El sí de las niñas" me ha parecido una obra que refleja muy bien las relaciones de aquella época. Paquita es un personaje que me da mucha pena, porque se comporta como una sumisa con su madre, que en mi opinión, es odiosa. Lo único que le interesa a Doña Irene es que su hija se case con Don Diego porque esta unión le daría un gran beneficio económico, sin importarle naa lo que quiere Paquita y poniendo palabras que ella no dice en su boca. Rita es mi personaje preferido, porque demuestra ser una buena amiga para Paquita y se preocupa por ella cuando su madre no lo hace.

Anónimo dijo...

Cristina Santiago Bermúdez
El si de las niñas me ha encantado porque no es nada parecido a la nuestra actualidad.Por ejemplo Don diego esta preocupado por doña irena y doña francisca.Por otra parte, el libro te enseña que no es bueno mentir, como hizo Don Carlos con Doña Francisca, al mentirle y decirle que él era Don Félix de Toledo. Con las mentiras no se llega a ningún lado.
Y ahí os dejo una pregunta: ¿os casaríais con alguien que es mucho más mayor que vosotr@s solo para complacer a vuestra madre?Una de las cosas que no he visto correctas es que una madre, en este caso Doña Irene, oblige a su hija, Doña Paquita, a casarse con un hombre mucho más mayor que él, ya que no es una cuestión razonable. Aunque solo sea por el dinero.En general el libro me ha gustado y ha sido muy entretenido

Anónimo dijo...

Cristina Santiago Bermúdez 1º bachillerato
El si de las niñas me ha encantado porque no es nada parecido a la nuestra actualidad.Por ejemplo Don diego esta preocupado por doña irena y doña francisca.Por otra parte, el libro te enseña que no es bueno mentir, como hizo Don Carlos con Doña Francisca, al mentirle y decirle que él era Don Félix de Toledo. Con las mentiras no se llega a ningún lado.
Y ahí os dejo una pregunta: ¿os casaríais con alguien que es mucho más mayor que vosotr@s solo para complacer a vuestra madre?Una de las cosas que no he visto correctas es que una madre, en este caso Doña Irene, oblige a su hija, Doña Paquita, a casarse con un hombre mucho más mayor que él, ya que no es una cuestión razonable. Aunque solo sea por el dinero.En general el libro me ha gustado y ha sido muy entretenido

Luis Enrique Vico Recio dijo...

bueno yo no se si estoy de acuerdo con las compañeras porque los parrafos son demasiado largos como para leerlos asi que hare algo asi como mi propio punto de vista ... pues a mi la verdad es que me ha gustado pero me ha resultado poco original (la trama) ya que si nos referimos al final, es un final poco visto en esta especie de obras. Me explico, en obras como esta siempre se acaba con la muerte de alguien por el amor de la chica o con el castigo del joven que osa tomar su mano, en este caso Don Carlos o mejor conocido por Paquita como Don Felix de Toledo. Con referencia al final, me ha conmocionado mucho la conersacion entre tio y sobrino en el que Don Diego le dijo a Don Carlos que Paquita accedio a casarse con él y Don Carlos le dijo: ''usted tendra su mano, se llamara su marido, pero su corazon sera mio y si la ve derramar lagrimas sera por mi'' o mas o menos asi, no lo recuerdo muy bien.
En conclusión me ha gustado bastante ya que nos enseña bastantes cosas, la que mas destaca sin duda es como las hijas tenian que reprimirse a las opiniones de la madre en esta epoca tan antigua.

Luis Enrique Vico Recio dijo...

decidido a leer algun que otro parrafo respondo varias cosas, lo primero a Cristina Santiago. No depende de si queremos o no, sino de la epoca en la que se encontraban y las consecuencias que el negarse a ello tenia, desde mi opinion... Y con respecto a un comentario de Lorena Cazorla, a Don Diego si le importaban los sentimientos de esta muchacha ya que en lo que hacia mas hincapié fue en que ella estuviese feliz con el y que no fuese porque la madre se lo ordenase.

sergio jimenez jimenez dijo...

Con respecto al comentario de Ayla Syra Gallardo sobre Doña Francisca discrepo, cada uno tiene su opinion y por tanto es valida pero yo creo que mas bien fue valiente decirle a Don Diego lo que ella sentia realmente ya que a Doña Irene no fue capaz de decirle nada sobre otros sentimientos hasta que Don Diego hablo con ella y le conto que su hija tenia otro amor, y que su otro amor era su sobrino Don Diego. Sobre el libro la verdad es que me ha gustado bastante ya que refleja lo dificil que era la vida para las niñas de entonces.

sergio jimenez jimenez dijo...

Con respecto al comentario de Ayla Syra Gallardo sobre Doña Francisca discrepo, cada uno tiene su opinion y por tanto es valida pero yo creo que mas bien fue valiente decirle a Don Diego lo que ella sentia realmente ya que a Doña Irene no fue capaz de decirle nada sobre otros sentimientos hasta que Don Diego hablo con ella y le conto que su hija tenia otro amor, y que su otro amor era su sobrino Don Carlos. Sobre el libro la verdad es que me ha gustado bastante ya que refleja lo dificil que era la vida para las niñas de entonces.Antes me equivoque puse Don Diego.

sergio jimenez jimenez dijo...

A la pregunta de Cristiano Santiago respondo: pues opino lo mismo que Luis Enrique Vico, esta claro que en esta epoca actual eso no existe (al menos en los paises civilizados) y si existiera pues no tendriamos mas remedio que acatra laoordene de nuestros padres, no solo por sus ordenes sino por la situacion familiar que si se te obliga a casarte, se sobreentiende que es mala.

Delia Cristal Bonoso 1ªBachillerato A dijo...

este libro al principio me parecía aburrido ya que pertenece a las obras de teatros pero poco a poco se fue poniendo interesante e emocionante ya que doña Irene quería casar a su hija "Doña Paquita" con Don Diego solo por interés. Pero la madre no contaba con los sentimientos de su hija,ya que para Doña Paquita estaba profundamente enamorada del sobrino de Don diego y que se llamaba Don Carlos... también me parece bien lo que dijo Noelia de que hay que tomar decisiciones por uno mismo...y no complacer a nadien ya que lo que sufrimos seremos nosotros mismo..y lo que no me gusta mucho que aveces se basan en mentiras y mentiras... y no siempre dicen la verdad.

Patricia Hermoso Silva dijo...

Esta obra teatral representa en mi opinión, el amor tan fuerte que siempre ha habido entre dos enamorados, sea la época que sea, el poder que tiene la bondad para hacer feliz a los que la reciben,y en este caso creo que también al que la da, y la mala costumbre de las madres de aquellos de tiempo de no tener en cuenta los deseos y sentimientos de sus hijas. Aquí se ve perfectamente, la equivocación de Doña Irene de preocuparse solamente por el bienestar económico de su hija, no tenía en cuenta para nada la desigualdad de edades entre uno y otro, y por supuesto, que su hija no estaba de acuerdo con su propio matrimonio. Don Diego me ha sorprendido bastante por esa capacidad de actuar por la felicidad de los demás y no por la suya propia, como sería normal. Me resulta muy difícil que un hombre tan entrado ya en la vejez, quisiera casarse con una joven que podría ser su nieta... es escalofriante.

Cristian Serrano Campos dijo...

Este libro me ha gustado porque Doña Paquita una joven muchacha, no se quiere casar con Don Diego, porque es más muy mayor para ella, pero la madre lo quiere casar con ella porque está enamorada de ella y tiene dinero.Pero Paquita no se quiere casar con ella como dije antes,entonces Paquita conoció a un hombre muy joven y le gustó y se enamoró.Ella se quería casar con él,pero la madre no la dejó que se casara con el jovencito Don Carlos.Después lo que menos me gustó fue lo de que la madre la obligó a casarse con Don Diego,mientras que a tu hija o hijo le tienes que dejar hacer lo que quiera,se puede ir con el hombre que más le guste.Entonces la madre de Doña Paquita,Doña Irene la obligó a casarse con Don Diego,pero en el banquete Doña Paquita y Don Carlos se escaparon juntos del banquete.Pero lo que menos me gustó fue lo que dije antes que a tu hijo lo tienes que dejar que se case con quien quiera y no con quien la madre diga.

Juan José Ocón Alba dijo...

Este libro me ha gustado porque tiene una gran historia de amor , ademas de el impedimento de casarse por interés que había en la época en lugar de contar con los sentimientos de Doña Francisca y que aun así ella luche por seguir lo que le dicta su corazón.

Pilar Lorenzo Reguero 1º Bach C dijo...

Este libro del siglo XVIII, refleja una época en la que los padres poseían opresión sobre sus hijas haciéndoles casar con hombres mucho más mayores que ellas y las chicas no eran libres de elegir a su marido. La obra comienza con Don Diego un sesentón el cual la vejez ya lo amenazaba y quería buscar alguien a su lado que le hiciese compañía para ello puso sus ojos en Doña Paquita una joven de diciséis años la cual había vivido siempre en un convento con su tía Circunsición, ella enamorada de Don Félix de Toledo quien realmente era Don Carlos pero así le dijo él que se llamaba, era un joven y excelente soldado, nada más ni nada menos que el sobrino de Don Diego. Lo que más me sorpendió es que Don Diego fuera así de comprensivo y permitiese que los jóvenes se casasen, me pareció un gesto muy humilde, también me gustó mucho su forma de ser ya que siempre intentaba que Doña Paquita hablara y que dijera lo que sentía en vez de que su madre estuviera contestando por ella, Don Diego notaba que Doña Paquita estaba cohibida por su madre. Todo lo bueno que había escuchado de la joven que era inocente, graciosa y humilde le hizo fijarse en ella. Me sorprendió mucho que su madre Doña Irene una mujer vanidosa, pobre, habladora... tuvo veintidós hijos y solo le quedó Doña Paquita. Ella sí quería este matrimonio por conveniencia lo que me parece muy egoísta por parte de una madre ya que realmente no está queriendo la felicidad de su hija. El momento que más me gusta es cuando Don Carlos le cuenta toda la verdad a Don Diego diciéndole que aunque él se marche Paquita lo va a seguir queriendo siempre porque él ha sido su primer amor y que siempre se va a acordar de él. También un momento muy romántico cuando Don Carlos canta a Paquita bajo su balcón y le lanza la carta de despedida... pero gracias a Don Diego que enterado de todo les permitió casarse los jóvenes se convirtieron en una pareja.También hubo acpetación por parte de Doña Irene al ver que era un joven atractivo y buen soldado. En mi opinión, es un libro que transmite un gran valor didáctico a menudo presente en las familias... el hecho de que tus hijos hagan siempre lo que tu desees.. el no darles opción a elegir o el no tener confianza con ellos puede arruinarles la vida haciéndoles infelices para siempre ,estando al lado de alguien que no quiere.

diego dijo...

Diego Vela Portillo 1ºBachillerato C
El Sí de las Niñas es una obra de teatro que nos transmite con todo detalle las características de la burguesía y la clase alta de esa época.
Es cierto que cuando leemos el libro nos choca esa situación de escasa autonomía y decisión propia por parte de Doña Paquita, pero la situación social era la que favorecía esto, por lo tanto era algo habitual como cualquier otra costumbre actual y el libro así nos lo quiere transmitir.
Por otro lado, me sorprenden bastante las artimañas que hace Doña Irene para darle voz a su hija y decir falsos testimonios que Doña Irene no siente, todo para mantener engañado a Don Diego y que la propuesta del matrimonio no se desvanezca.
Mi conclusión, cuando las leyes o costumbres son demasiados estrictas o poco razonables todos salimos perdiendo: Doña Irene no consigue que se casen, Don Diego es engañado y decepcionado y Doña Paquita sufre porque se le viene encima un matrimonio con el hombre que no quiere. Además siempre van a estar sus sentimientos en contra de su madre.

Marina Clavero Yuste 1ºBach C dijo...

Esta obra de teatro me ha gustado bastante, en ella se reflejan los pensamientos y actitudes de la época y se presenta a la vez un modelo de actitud revolucionario, en el que se va en contra de la sociedad.

Doña Irene es un personaje con la mentalidad muy antigua, piensa que si su hija Paquita es encerrada en un convento y no se enamora de ningún joven, ella podrá casarla con algún señor bien adinerado que sea capaz de mantenerlas a ambas mientras viva, Don Diego. Pero como es de esperar Paquita se enamora de Don Félix, un apuesto joven con el que solo ha compartido unas cartas y algunas conversaciones a hurtadillas de las monjas del convento.

Don Diego, pese a que en un principio parece un personaje que comparte muchas ideas con Doña Irene, mientras se desarrolla la historia su carácter se va revelando en contra del modelo de la sociedad de la época, y comienza a decirle a Paquita que si hay otro hombre y ella está enamorada de él, no contraerán matrimonio, porque no quiere que ella viva infeliz al lado de la persona equivocada.

Don Carlos o Don Félix me ha parecido un personaje poco valiente, se entera de que el hombre que se va a casar con su amada es su tío, y no es capaz de revelar su identidad ni a Diego ni a Paquita.

Paquita es, sin duda, la más inocente. Pese a que ama a Don Félix, acepta casarse con don Diego para complacer a su madre. Gracias a Rita consigue ponerse en contacto con su amado y contarle la situación, creo que si no fuese sido por el coraje y el apoyo de Rita, Paquita se hubiese casado con Diego.

Mi escena favorita del libro es en la que Rita y Paquita van a recoger la carta de Don Félix, y se hacen la llamada especial para saber que son ellos.

A veces me ha costado un poco seguir la historia y diferenciar a los personajes, ya que al ser una obra de teatro está escrita para ser representada y se mete muy de lleno en la historia desde el principio, sin realizar una introducción de los personajes y de la historia, como estoy acostumbrada a leer en todos los libros. En general me parece una obra de teatro muy bonita que merecería la pena verla representada en un escenario.

José Antonio Gallego Molina dijo...

Esta obra de teatro me ha gustado , no sólo por la historia de amor , sino por el encadenamiento de escenas que hace que no te aburras de la obra y te enganches cada vez más.Esta obra nos representa las prohibiciones de aquella época , llamada realismo , en la cuál se restringe a los jóvenes para sólo obedecer a los padres y no expresar sus sentimientos reales.En este caso doña Paquita es condicionada por su madre a casarse con don Diego , el cuál es un hombre viejo y rico.A pesar de ser rico , Paquita está enamorada realmente del sobrino de don Diego , el cuál es llamado don Félix , realmente se llama don Carlos.Don Félix es el nombre que adquirió don Félix en Guadalajara antes de partir a Zaragoza para unirse al ejército.Pasó bastante tiempo pero Paquita y don Carlos seguían enamorados , su amor era difícil pero no imposible. Se acercaba el casamiento de doña Paquita con don Diego , el cual siempre intenta sacarle a Paquita de quién está enamorada.Finalmente , Paquita delata su enamoramiento hacia don Carlos , y don Diego decide con su bondad y honra cancelar el casamiento con ella para que sean felices los que realmente están enamorados ; porque si se casaba con ella , daba por hecho que no iba a ser feliz ,era por el simple hecho de complacer a su madre.La escena que más me ha gustado ha sido en la que Paquita se delata , para tomar una decisión por ella misma sin dejarse influenciar por su madre.También cabe decir que el personaje más honesto y honrado es don Diego que deja ir a su futura esposa , para que esta sea feliz .

Irene Ortega Alarcón 1º Bach C dijo...

El sí de las niñas es una obra de teatro que se lee con bastante facilidad y es muy amena. La trama de la historia te incita a continuar leyendo hasta llegar al desenlace final para ver cómo termina realmente esta historia de amor que se plantea complicada desde el principio.
Me sorprende pensar que aunque hace más de doscientos años que se publicó esta obra, continuamos llevando a cabo matrimonios por conveniencia donde a veces hay ciertas familias que emparentan a sus hijos con otros de su misma clase social para mantener el estatus. El personaje que más me ha gustado y a la vez me ha llamado la atención su personalidad ha sido Don Diego que como ejemplo de persona ilustrada, sabe anteponer la idea de la felicidad y la razón por encima de los intereses personales y sentimientos hacia Doña Paquita. Él decide que ésta y su sobrino, Don Carlos, finalmente se casen porque ambos están enamorados.Don Diego se sacrifica y defiende la libertad de Doña Paquita para que decida con quién desea casarse. En este sentido hace una importante crítica al dominio que la madre ejerce sobre la niña, impidiéndole su propia decisión personal. De aquí deriva el título del libro refiriéndose a que la niña decía que sí a todo lo que la madre le ordenaba. Esto representa una característica evidente de este libro: la opresión de los padres sobre los hijos y la falta de libertad de expresión. Lo podemos ver cuando Don Diego le pregunta una y otra vez a Doña Paquita cuáles son sus sentimientos hacia él y Doña Irene siempre responde por su hija, sin dejarla hablar por ella misma.
Como conclusión este libro nos transmite un mensaje sobre la idea de libertad de la mujer para que sea capaz de tomar sus propias decisiones y expresar sus sentimientos con claridad.

Diana Chovancikova 1ºBach C. dijo...

Bien , 'El sí de las niñas' trata sobre la libertad de elección en el matrimonio que es el caso de doña Paquita que tiene que casarse con don Diego y la opresión de padres insensatos sobre sus hijos como es el papel de doña Irene,que obliga a su hija Paquita a casarse con don Diego.
Esta obra refleja las circunstancias y situaciones de aquella época,lo veo muy bien porque ya que yo no era ni un embrión en esa época pues puedo saber como han vivido en aquel tiempo y ver cómo han evolucionado las cosas a lo largo del tiempo.La verdad es que viendo la situación era muy difícil que un hijo se pudiera oponer a su propia madre,debía de obedecer.
La verdad es que si me pongo en la piel de doña Paquita con tan sólo 16 años y que va cumplir 17 como yo,casarse con un hombre de 59 años...pues...¡menos mal,que hoy en día eso no se ve normal! Aunque dicen que la edad no importa y que el amor es ciego,pero primero es la atracción física digan lo que digan.
Me ha encantado la parte en la que don Carlos lucha por el amor de Paquita y le dice a su tío, don Diego todo lo que siente y como fueron las cosas a la hora de conocerse con doña Paquita y más aún cuando dijo que sí,que don Diego será su marido y que le va a querer pero no con el corazón...Me hubiera gustado seguir leyendo , es una obra que la recomiendo porque puedes ver varias situaciones y además a los que le gusten las historias de amor de este tipo como a mi pues te enganchas y te metes en la historia.
Esta obra a mi me ha enseñado que tú , él , yo y todos nosotros somos libres de elegir , tenemos derecho a ser felices y no pensar en los demás como en el caso de que todas las tías querían que Paquita se casase con don Diego,y solo por el dinero,¿eso es amor?...
La vida es un juego y tu pones las reglas , así que cada uno sabe lo que le conviene y si hay que ir un poco en contra de los demás pues se hace , pero hay que mirar por ti y tu felicidad.
Me alegro mucho por don Carlos y doña Paquita , las cosas desde entonces seguro que les serán mas fáciles.

Anónimo dijo...

Paula Mª Fernández Córdoba
1º BACHILLERATO C
En primer lugar voy a hacer un breve resumen de la obra.
El “Sí de las niñas” cuenta la historia de una joven de dieciséis años, Doña Paquita, y Don Diego, un hombre de cincuenta y nueve. Ambos van a contraer matrimonio no por amor, sino por cuestiones económicas y de honor.
El matrimonio es organizado por Doña Irene madre de Paquita. Sin embargo, los planes no salen según lo previsto, por que Don Diego descubre el amor entre su sobrino Don Carlos y su futura esposa.
Paquita se encuentra en una difícil situación: tiene que seguir las normas dictadas por su madre y por la sociedad en la que vive, pero ella no siente amor verdadero por Don Diego, sino por Don Carlos, su sobrino.
Finalmente Don Diego que es un hombre sabio y comprensivo decide retirarse y que los jóvenes inicien su futura relación.
Comentario de la obra.Esta obra teatral, retrata de manera fiel la sociedad de la época, en la que tenían más importancia las costumbres y tradiciones que los sentimientos de las personas.
Hoy en día, me resulta impensable que una chica de mi edad pueda casarse y menos con un hombre de cincuenta y nueve años. La relación entre los padres y los hijos era muy estricta en aquella época ya que los hijos tenían que obedecer en todo a los padres, de ahí creo que viene el título “Si de las niñas” , también en el libro se refleja la hipocresía de la sociedad.
Me ha parecido una lectura muy interesante y la forma teatral la hace más amena. Una de las partes que más me ha gustado es cuando Don Diego manda callar a Doña Irene para que quien hablase fuese su hija Paquita, demostrando así ser un hombre comprensivo.
Una parte que me ha parecido muy interesante ha sido el cómo se conocieron Doña Paquita y Don Carlos, bueno “Don Félix” que fue un nombre inventado por su superior para burlarse de él porque era un enamoradizo y éste continuó con la ficción hasta que en una carta que le iba a dar a Doña Paquita, decía que se llamaba Don Carlos y que era el sobrino de Don Diego, pero al final esa carta llegó a manos de Don Diego y ahí fue donde se dio cuenta de lo que realmente pasaba.
Para finalizar, la obra me ha parecido realista y de fácil lectura para comprender la sociedad del siglo XVIII.

Alvaro Heredia Anaya dijo...

El sí de las niñas es una comedia teatral que en mi opinión, es una lectura más o menos fácil aunque es una historia un poco complicada.
El autor sitúa toda la acción en una posada de Alcalá de Henares, y respeta también la unidad del tiempo y acción. Esta apuesta por la sencillez y la claridad también se refleja en el lenguaje llano con el que está escrita la obra y que refuerza de carácter didáctico.
En ella podemos ver, y así lo hace el autor, la poca libertad que se tenía antes por no poder ni decidir con quién pasar la vida.
Una de las partes que más me ha llamado la atención es la declaración de doña Paquita al decir que no le gustaba don Diego sino don Carlos, su sobrino. Me parece que para esos tiempos ella actuó de manera valiente ya que no pudo esconder sus propios sentimientos.
También pienso que Don Diego debería de haber dicho que no al hecho de boda entre la muchacha de 16 años y él, porque al fin y al cabo es una niña.
En conclusión, si quieres ser feliz en la vida debes de hacer y de decidir lo que hacer en cada momento lo que quieres hacer, siempre sin confundir libertad de libertinaje.

María Mata Aguilar .1BCH-C. dijo...

Esta obra teatral de "El sí de las niñas" ha sido una historia que me ha gustado bastante, me atrevería a decir que es el libro que más me ha gustado a lo largo del curso, ya que me encantan las historias de amor.

La parte que más me ha gustado ha sido cuando Doña Paquita y Don Carlos se vuelven a encontrar en Alcalá, él, le dice constantemente palabras bonitas como "vida mía" y ella se muestra más avergonzada pero en sus palabras se nota el amor que siente hacia "Félix" el supuesto nombre de Don Carlos. Una de las partes que más me ha gustado fue cuando Don Carlos le dice a Doña Paquita :"Sé que soy yo su primer amor"
Y doña Paquita le responde :" Y el último".
Por otra parte no veo nada bien el empeño que tiene Doña Irene en que Paquita y Don Diego sean casados, por más que en aquella época se estilara ese tipo de casamientos, nadie debería meterse en los sentimientos de las personas ni aunque se trate de mucho dinero.
Me sorprendió mucho cuando Doña Irene habla con Don Diego criticando los matrimonios en el que una muchacha de 17 años se casa con uno de 20, cuyas edades son cercanas, puesto que ella piensa que a esa edad , ¿quién iba a hacerse cargo de la casa? Esto era algo impensable para Doña Irene. Y otro punto del libro que también me ha sorprendido mucho es que Doña Irene le comenta Don Diego que había tenido 22 hijos, ¡ qué barbaridad!
Tampoco me parece correcto la manera en que Doña Irene trata a su hija sin dejarla responder con sus propios pensamientos y obligando a hablar sin querer decir esas palabras, pero en conjunto la obra me ha gustado mucho y me la volvería a leer, porque tiene un contenido entretenido y es fácil de entender, aunque se estila mucho el laismo durante toda la obra y es algo que sorprende , puesto que no esperaba que el escritor cometiera dicho fallo, aunque también sé que era el lenguaje propio de dicha época.

Andrea Cmacho Pérez 1 bch C dijo...

Esta obra de teatro me ha parecido entretenida, la verdad es que a mi el teatro no me llama mucho la atención pero este libro ha hecho que mi visión cambie. El lenguaje es bastante sencillo y claro.

En esta obra se reflejan los sentimientos y las actitudes que tenían las personas en esa época. También el autor nos describe con absoluto detalle como era la ciudad en esa etapa.


Una cosa que me ha llamado la atención es que todavía se llevan a cabo matrimonios de conveniencia como en el libro. Y como Doña Irene dice con total tranquilidad que ella a tenido 22 hijos, cosa que hoy en día es impensable.

También me llama la atención la relación que existe entre madre e hija, porque Doña Paquita le pide permiso a su madre hasta para hablar, y todo el rato piensa en irse por si actúa de una manera inapropiada.

La parte del libro que más me ha gustado ha sido cuando Don Carlos lucha por estar con Doña Paquita, y le cuenta todo lo que siente él por la futura esposa de su tío, y así poder estar con ella, ya que ambos están enamorados.

En conclusión este libro nos quiere enseñar que las cosas es mejor pensarlas uno mismo y decidir lo que de verdad quieres y no dejar que los padres y el resto de la sociedad influyan en tu decisión, ya que es tu vida y cada uno tiene que vivirla a su manera.

Paola Chica dijo...

EL sí de las niñas es una historia en la cual se puede ver reflejada varias cosas como por ejemplo la libre elección del matrimonio pero en este caso de libre tiene poco porque Doña Irene estaba empeciñada en el casamiento de su hija con Don Diego un viejo sesentón que a pesar de la gran diferencia de edad ésta quería que ambos se casaran pero como pudimos ver al final de la historia el amor vence a la opinión de Doña Irene .
Doña irene no pensaba que Paquita una chica educada y que había estado en un convento junto con monjas se podía haberse enamorado de un chico, el cual resultaba ser el sobrino de Don Diego . También en el libro podemos ver la compresión que tuvo Don Diego ya que este se enteró a través de una carta que la chica estaba enamorada de Carlos y a pesar de que Doña Irene siempre le decía a Don Diego que Paquita lo quería el sabía que una chica joven como Paquita era raro que se hubiera enamorado de él . A pesar de eso la boda se comenzó a organizar y Doña Irene nunca dejaba a Paquita que expresara sus sentiminetos , Paquita siempre debía decir lo que su madre quisiese ante don Don Diego y ésta se iba a casar con Don Diego por voluntad de su madre a pesar de que el corazón de Paquita ya estuviese ocupado por Don Carlos .
Cuando Irene se entera de que no va a haber boda ésta cree que es porque pertenecen a una clase social inferior y no poseen tanto dinero como él y Don Diego le explica que no es por eso que es porque Paquita esta enamorda de un chico y que aunque ellos se casaran Paquita nunca iba a ser feliz porque el corazón de Paquita era ya de Carlos . Al final ambos entienden que los chicos están enamorados y que lo que quieren es estar juntos , Don Diego aprueba la relación de los jovenes y ambos comienzan su vida juntos .
En conclusión éste ha sido uno de los mejores libros que me he leído en el curso, es el que más divertido y ameno se me ha echo ya que trata sobre una historia de amor entre jóvenes y se asemeja a la realidad porque alomejor a tus padres no les gusta el chico con el que estas saliendo pero el amor de tu vida no se escoje aparece solo y la opinión de los demás no importa porque la que vas a convivir con esa persona eres tú no tus padres.

Marina Velasco Abolafio 1ºBach C dijo...

El sí de las de las niñas ha sido una obra de teatro que me ha gustado bastante, es muy breve y las escenas tienen tanta conexión que incitan a seguir leyendo. El autor a través del comportamiento de los personajes nos hace ver la mentalidad en esta época pasada donde doña Irene está empeñada en casar a su hija, no la deja ni hablar para expresarse, esto es algo que me ha llamado mucho la atención a lo largo de la historia que siempre era doña Irene quien cortaba el habla de los personajes porque solo quería anteponerse y sacando temas que no tienen nada que ver. Sinceramente cuando don Diego le dice que doña Paquita está enamorada de otro y a ella le entran ganas de matarla he comprendido el miedo que le tenía.
Sobre los personajes querría destacar a Rita, que sin ella en mi opinión no se hubiera podido hacer el encuentro entre doña Paquita y don Carlos, ya que era como la celestina y siempre estaba para apoyar, ayudar, escuchar y cubrir a doña Paquita cuando lo necesitara. Por otra parte los personajes de don Diego y don Carlos se presentan muy bien en el libro pero me parecen un poco cobardes. En cuanto a don Diego se ve el miedo que tenía cuando llega su sobrino a la posada y lo manda fuera de allí simplemente por el hecho de que tenía miedo a que doña Paquita se enamorase y don Carlos me parece un poco temeroso de su tío ya que se va sin darle explicaciones verdaderas y sin luchar por lo que realmente quiere aunque al final todo esto cambia y sale a defender a doña Paquita de su madre.
En cuanto a la escena que más me ha gustado estoy de acuerdo con María Mata Aguilar: el encuentro entre doña Paquita y don Carlos donde le dice que él detendrá la boda. Otra que me ha gustado mucho ha sido la del final en la que don Diego hace una conclusión, que da nombre al título del libro, donde los deja casarse y dice que todo esto que ha sufrido pasa por el abuso del poder que hacen los padres sobre sus hijas para que se casen.

Vicky Gouarnalusse Martín 1ºBach. C dijo...

En general, una obra bastante buena. Pertenece a los clásicos del siglo XIII y muestra la sociedad, costumbres e ideología de la época. Como bien sabemos, la historia transcurre en un mismo escenario, una posada de Alcalá de Henares, y en apenas 12 horas. El contenido de la historia esta muy concentrado debido al, ya mencionado, escaso tiempo en el que transcurre esta. A diferencia de otras obras, todas las escenas son ''claves'' para entender lo que el autor, Leandro Fernández de Moratín, quiere transmitir. Los temas tratados por el este en ''El sí de las niñas'' son temas típicos de la época, como el hecho de usar el matrimonio como un negocio, o la oposición de los padres sobre los deseos de sus hijos. En este libro, dichos temas son tratados con mucho interés, con cierto carácter paródico y crítica por parte del escritor.
Respecto a los personajes, Doña Irene, madre de Doña Paquita, representa al mundo antiguo, a las costumbres tales como que las hijas estén educadas para servir y complacer a sus madres dejando de lado sus verdaderos intereses. Don Diego, el marido que le ha sido otorgado a Doña Paquita, representa a la autoridad justa, y aún sabiendo que lo conocido como correcto en esa época es la visión de Doña Irene, y que el quiere casarse con Doña Paquita, ve la situación real, en la que Doña Paquita, que sólo quiere complacer a su madre, está enamorada de Don Carlos, o como ella lo conoce durante la mayor parte de la historia, de Don Félix. Ante esta situación, y tras varias vueltas de hoja, Don Diego acepta la realidad tal y como es, y decide presentarla ante Doña Irene en varias ocasiones, en las cuales esta actúa de forma exagerada lamentándose una y otra vez.
Además, en la obra también encontramos numerosas intervenciones por parte de los criados Calamocha, criado de Don Carlos; Simón, criado de Don Diego y Rita, criada de Doña Irene y Doña Francisca. En las intervenciones de estos personajes observamos numerosos apartes, que por lo general tienen un fin cómico.
Hablando de la estructura de los diálogos, suelen ser ágiles, no demasiado largos y bastante sencillos. Las intervenciones más largas, por lo general, son las de Don Diego cuando critica la educación de las jóvenes de la época y la autoridad paterna, en este caso materna, mal ejercida. Un ejemplo de estas intervenciones lo vemos casi al final de la obra, cuando, ya aceptado el amor de Don Carlos y Doña Paquita, Don Diego se lamenta por su situación, en la cual se encuentra sin el amor de Doña Paquita después de haber sido llenado de ilusiones.
Resumiendo, esta obra tiene un afán didáctico, y sus personajes presentan distintas ideas y carácteres. Es una historia de amor un poco modificada con las características literarias que se daban en la ilustración y con momentos, tanto serios como cómicos.
Desde mi punto de vista sobre el tema tratado, me inclino más hacia la libertad de elección de la que habla Don Diego, y comparto con este personaje la crítica a la infelicidad a la que conduciría un matrimonio desigual y a la obligación que sienten las jóvenes de servir a sus madres aunque esto les haga vivir tristes.

Judith Palma Gutiérrez 1Bach-C. dijo...

El sí de las niñas es un teatro que me ha gustado mucho, porque tiene un final didáctico que me recuerda a los cuentos que tienen moraleja. Porque el libro enseña que tienes que dar tu opinión aunque sea una barbaridad, porque puede que sea una barbaridad el no hacerle caso a los padres en todo en esa época, pero ahora por ejemplo los hijos/as pueden decidir con quién casarse y no hacer en todo momento lo que quieren los padres.
Me ha resultado muy curioso de que Don Diego siendo un hombre mayor no tuviera esa mentalidad cerrada como lo tenía la sociedad y que también la madre de Paquita, Doña Irene, no pensara en la felicidad de su hija, sino en obtener dinero a cambio de la infelicidad de su hija para casarse con Don Diego un hombre mayor, en vez de casarse con Don Carlos.
Y es que el libro me ha gustado mucho sobretodo el final, porque aunque siempre no se termina bien las historias, esta historia de amor y educación se merecía un final feliz como lo ha tenido, con el consentimiento de que se casaran Paquita y Don Carlos.

Ruben Quero dijo...

Rubén Quero Martín 1º bach C

“El sí de las niñas” es una obra teatral con fin didáctico,que realiza una crítica a la sociedad del siglo XVIII,concreta mente a la educación y al trato que se daba a las mujeres del momento; remarcado cuando Doña Irene obliga a Doña Paquita, su hija, a casarse con Don Diego,la cual acepta por conveniencia de su madre estando enamorada de Don Carlos.Esto es uno de los puntos que rara vez pasarian en la actualidad,y serian debatidos.Sin embargo antes se daban con frecuencia y esta bien criticado en la obra.
Una de las partes que mas me ha gustado de la obra es que a don Diego le preocupan realmente los sentimientos de doña Paquita y, al enterarse de la verdad,decide dejar a los jovenes casarse .Eso es una caracteristica que destaca la honradez de don diego.
Este tipo de obras no me suele gustar, sin embargo, esta resulta ser mas entretenida,al realizar varios cambios durante la obra, por lo que me ha resultado mas rápida de leer y me ha gustado mas.
Ademas el final de la obra es un final que contenta a los personajes principales;es cierto que no tiene lugar el matrimonio de doña Paquita y don diego, pero el nuevo, entre Paquita y don Carlos, contenta a los personajes: los jóvenes son felices casándose, el fin económico de doña Irene se ve abastecido, pues su hija acabará heredando la fortuna del tío de don Carlos, y el del propio don Diego, que se asegura compañía para su vejez, aunque no contraiga matrimonio.
Otra de las cosas que mas me ha gustado es el hecho de que la obra contiene tanto aspectos cómicos como aspectos importantes y serios.

Carla Valverde Atencia 1Bach C dijo...

"El si de las nilas" es una obra teatral del siglo XVIII nos cuenta que en aquella epoca se vivia sin derechos a decir por una misma, nos cuenta en esta obra que un señor llamado Don Diego de 59 años, un caballero rico, cabal y perfecto, hombre que no intenta disimular sus defectos, su figura, ni su edad, como para enamorar a una muchacha. Doña Irene madre de la niña ofrece casar a la útima hija que le queda con el seños Don Diego, por cartas. Antiguamente las mujeres se casaban a muy temprana edad. Francisca la hija de Irene fue sacada del conevnto para concerder su casamiendo en Madrid.
Francisca intentaba portarse bien por dar gusto a su madre, pero a ella no le salía de su corazón , pues a sus 17 años sin cumplir, intenta ser el consuelo de su madre y ser obediente.
La ingeniudad de Diego no desea verle infeliz, sino querida y adorada. Carlos el sobrino de Don Diego se enamoró de Francisca, que para ella él fue Félix de Toledo un oficial hombre de honor. Al pasar el tiempo y al recibir multitud de cartas a las cuales ella no respondía por obedecer, y complacer a su madre, Diego sse sa cuenta del amor que había entre su sobrino y su prometida, Diego le explicaba a Irene que su hija no estaba enamorada de él, sino de su sobrino. Su conciencia no lo podía aguantar él era un hombre débil y sufre, quiere verla felíz, por ello quiere ser la causa de la felicidad entre Carlos y Francisca.

Manuel Chica Vega dijo...

Cuando empecé a leerme el libro pensé que no me iba a gustar no porque fuera una obra de teatro sino por la historia de amor, pero a medida que iba avanzando me he dado cuenta que no era sola una historia de amor sino que detrás de ello tan bien había temas importantes como la libertad de la persona para tener pleno derecho en sus decisiones pero como bien he visto reflejado en el libro en esa época las decisiones de tus padres estaban por encima de las tuyas propias sin tener elección de elegir aunque las decisiones fueran egoístas como la de doña Irene que pretendía casar a su hija con Diego porque era un hombre adinerado y tendría su vejez resuelta, otra de las cosas que me ha llamado la atención a sido la actitud de Diego que reflexiono sobre lo que su sobrino Carlos, el cual recibía el nombre de Félix por un libro de Calderón de la Barca, su tío después de la declaración de amor a Francisca que hace Carlos le responde que debe ser de él, es decir de Diego no de Carlos pero después cambia de opinión debido a la contestación que Carlos le dio que fue: “ se casará contigo pero nunca te amará” para mí eso es lo que le hace reflexionar y aceptar el amor de Carlos y Francisca.
Y lo que he aprendido que uno tiene que hacer lo que quiere y lo que le guste, porque las decisiones que uno ha de tomar para elegir como conducir la vida no pueden ser tomadas por otras personas, solo por uno mismo, las otras personas solo pueden aconsejar, pero si hicieras lo que te dicen que hagas no llegarías a ser feliz, y eso es lo importante de la vida, por lo que jamás te cases con alguien que no quieres y menos para que tus padres tenga resuelta económicamente su vejez porque aunque sea una gran influencia y un buen motivo, si lo haces que sea por tu propia decisión no porque te obliguen.
Por si ha quedado un poco confuso me gustaría aclarar que no estoy a favor del matrimonio concertado veo que es un limitación de la libertad y derecho de la persona.