miércoles, 10 de abril de 2013

Es inevitable no sentirse triste ante la pérdida del gran escritor y economista  José Luis Sampedro. Según él mismo afirmaba se fue a coger el tren porque ya estaba cansado de estar apeado en esta estación que llamamos vida. Títulos como La sonrisa etrusca permanecerán por siempre en nuestro recuerdo. Los que lo conocieron personalmente destacaron de él su sencillez y cercanía. 




Un gran sabio que aceptaba la muerte como parte de la vida. Descanse en paz.