martes, 30 de abril de 2013

Intemperie, reminiscencias de El Lazarillo, de El Quijote, de Delibes, hasta de Platero y yo. En definitiva, un clásico actual. La historia triste, desgarradora, conmovedora, pero con una bella prosa. Recomendable.