viernes, 5 de abril de 2013

Ya está la glicinia en flor


 

MEMORIA DE LOS DÍAS

Vas y vienes en la memoria de los días
en los que el amor
rodeó la casa de luz matutina.
A veces sabíamos de ti por el aroma
de las glicinias deslizándose por el muro,
otras por el rumor del verano junto
al oro viejo de los plátanos.
Vas y vienes. Y cuando regresas
tu perro es el primero en saberlo.
Al oírlo ladrar, sabíamos que contigo 
el amor también había vuelto a casa.
Eugénio de Andrade