domingo, 21 de octubre de 2012

24 octubre, Día internacional de la biblioteca escolar



"Si un libro se puede leer impunemente, no vale la pena tomarse el trabajo. Cuando los libros están de veras vivos, respiran; y uno se los pone al oído y les siente la respiración y sus palabras son contagiosas, peligrosamente, cariñosamente contagiosas…" (Eduardo Galeano)


Se viene celebrando cada 24 de octubre, desde 1987, el Día de la Biblioteca como homenaje a la importante labor que desarrollan los bibliotecarios y bibliotecarias en el fomento de la lectura. Hace un par de años, la Junta de Andalucía publicó un monográfico sobre Bibliotecas Escolares, Más bibliotecas escolares que ayer y menos que mañana, que queremos recuperar para celebrar el Día Internacional de la Biblioteca Escolar.

Se trata de diez artículos entre los que se encuentran aportaciones de compañeros y compañeras del ámbito bibliotecario, y donde se hace un repaso a algunos temas importantes y ciertos ámbitos considerados fundamentales para darnos la oportunidad de reflexionar, conocer recursos y sentirnos parte de un mundo bibliotecario y escolar que es cada vez más grande y está cada vez mejor poblado.
Aquí tenéis el índice de temas, de autoras y autores:

Carlos Pinheiro, Bibliotecas escolares em Portugal.
José Antonio Ruiz Delgado, El Plan LyB en la provincia de Córdoba.
Diana Rodríguez Palchevich, Los blogs de las bibliotecas escolares argentinas: un estudio exploratorio.
Andrés Pulido Villar, Biblioteca escolar 2.0. El cambio necesario.
Mariano Coronas Cabrero, Biblioteca escolar y escritura.
Rosa Piquín Cancio, Biblioteca escolar: Centro de recursos integrado en la práctica educativa.
Lutgardo Jiménez Martínez, La biblioteca escolar, un lugar para la animación a la lectura.
José García Guerrero, Aproximación a la evaluación de la biblioteca escolar.
Nieves González Fernández-Villavicencio, La formación inicial del docente bibliotecario.
Miguel Calvillo Jurado, El futuro de la biblioteca escolar.

P.D.:  ¡Ah, y ese día no se os ocurra pisar la biblioteca, eh!  ¡¡¡Vivid en la biblioteca!!!