viernes, 10 de diciembre de 2010

Lecturas navideñas

 

Se acercan las felices vacaciones de Navidad y la oportunidad de leer unos cuantos libros, no necesariamente de Dickens, aunque tampoco estaría mal. A ver si podemos seleccionar alguna lectura para comentarla justo a la vuelta del turrón y los mazapanes.

32 comentarios:

benariasg dijo...

Voy recapitulando, que me acuerde se ha propuesto para Navidad:

Algo de Delibes (El camino o El hereje)
Algo de Hesse (Demian o Siddharta)
Algo de Flaubert (Madame Bovary)
Algo de Clarín (La Regenta)
Algo de Carpentier (Los pasos perdidos)
Algo de Cortázar (Rayuela)

....

Deberíamos acordar una lectura común y si sobra tiempo y ganas ya se organizarán pequeños grupos de lectura para otros libros, como venimos haciendo por ahora; pero al menos uno "obligatorio" para todos, como hicimos con Tabucchi.
Empecemos con las propuestas y luego las votaciones.

benariasg dijo...

Por cierto, añado una propuesta:

Persuasión, de Jane Austen.

Tomás Cuesta dijo...

Sospecho que Rayuela sería agotador o desolador.
¿Va a ser mediante puntuación o sólo se podrá votar a uno?
(Yo me inclino por La Regenta, sencillamente porque a Flaubert ya me lo llevo puesto).

Cristina Félix dijo...

Después de leer Los Infinitos ya podéis sorprenderme con algo muy pero que muy bueno. Sólo bebo ambrosía, con hielo, por favor.

Horacio Bloom dijo...

Che, viendo la calidad de su blog uno no entiende el informe Pisa. ¿Qué hace su gobierno para hundir el país?
Acerca del tema, les diría que uno siempre hubiera querido ser Fierro, pero eso sería muy folklórico y además a mí qué mal me hizo el indio. Si no les viene mal, yo me pido Tirante el Blanco, que siempre me cayó mejor que el puritano de Amadís.
Saludos y prometo seguirles.

Horacio Bloom dijo...

Bueno, pues empecé con mal pie. Me equivoqué de lugar y comenté aquí lo del personaje literario. Disculpen la molestia.

Pilar González dijo...

Estas son mis preferencias:

Modelo elección única:
-La Regenta

Modelo eurovisivo:
-La Regenta: 3 puntos
-Delibes (medaigual): 2 puntos
-Madame Bovary: 1 punto

Entre la primera y la tercera podríamos incluso comentar sus paralelismos y diferecias (sugiero)

PD: Anaaaaaaa!!!!!! vota por lo menos!!!!!

benariasg dijo...

Como podemos sobreentender que la primera votación corresponde al modelo de votación única, mis preferencias van así:

Jane Austen: 3
Delibes (El hereje): 2
Madame Bovary: 1

Me veo no obstante dándome el atracón de Clarín, no me importa tampoco.

Tomás Cuesta dijo...

Puntualicemos pues:

Anita Ozores: 3 puntos.
El disputado voto del señor Cayo: 2 puntos.
Emma Rouault, señora de Charles: 1 punto.

Ana dijo...

¡Qué dificil es tomar una decisión, cuando en realidad no quieres excluir!
Por un lado me gustaría releer "Madame Bovary", por otro siento una gran inclinación a retomar una lectura no acabada, "La Regenta", y por último, la propuesta de Benito me ha parecido muy oportuna,"Persuasión".
Como dice Pilar, no estaría mal enfrentarlas.

Ya voy al grano:
- La Regenta: 3 puntos
- Persuasión: 2 puntos
- Madame Bovary: 1 punto
- De Delibes, cualquiera de sus libros cuando querais.

PabloJ dijo...

Siento no acompañaros en esta nueva travesía, pues para Navidad yo ya he empezado con la relectura y acopio de aparataje crítico del "Werther" de Goethe y "El jugador" de Dostoievsky ( para la 2ª evaluación de "Literatura universal" ).

De todas formas - entre mantecado y mantecado - os imaginaré coqueteando con Ana Ozores ( a algunos, mejor convertidos en el sapo del final ), fantaseando con la nodriza Minervina o inmersos "persuasivamente" en la moral victoriana para darle más argumentos a nuestro ínclito Wilhelm de que seguimos siendo "un club de plastas y muermos"( por aquello de la ausencia de humor ).

A todos-as, aprovecho para desearos una "Fröhliche Weihnachten".

benariasg dijo...

Como La Regenta ya es lectura navideña por aclamación de los más indómitos, podríamos seleccionar otra lectura más ligera como alternativa, y cuando acaben las vacaciones hablamos de las dos, cada uno la que quiera o pueda.
Con Delibes estamos en el mismo caso, un autor muy conocido y trabajado ya por los compañeros de Literatura (salvo que acudamos a algún título menor), así que por ahora quedan Austen o Flaubert, y el segundo es un poco denso también, así que deberían hablar los que aún no han votado y proponer algo nuevo, ¡especialmente Wilhelm!

benariasg dijo...

Y después de hablar con algunos de vosotros, una idea: ¿y si retomamos lo de las novedades? Podríamos mantener La Regenta a largo plazo (incluso con Madame Bovary y hasta Anna Karenina, por completar el trío) pero dar cuartelillo también a las mesas de novedades que en estas fechas están repletas.

Tomás Cuesta dijo...

En los sondeos previos se ha visto que aunque algunos y algunas nos lanzaríamos de cabeza a por La Regenta (el libro, el libro), también hay reticencias más que comprensibles de otra parte del equipo. Es buena idea dar una salida de consenso, tal y como sugiere Benito, que permita nadar y guardar la ropa. En las novedades editoriales hay varias cositas de calidad suficiente, así que adelante: sin pararme a pensarlo apenas, ahí están la última de Auster, la nueva de Eco... seguid vosotros.

benariasg dijo...

Auster... Qué fenómeno: se lee de un tirón y se olvida de inmediato. Yo acabaré cayendo.

Pilar González dijo...

Yo voto por la última de Eco, que promete mucho, ya veremos si cumple:

El cementerio de Praga

aunque, visto de que va la cosa, y con la palabra cementerio en el título... me da que pensar que Wilhelm tiene toda la razón.

En cualquier caso creo que lo leeremos, tarde otemprano, así que propuesta queda

benariasg dijo...

Nuestro iconoclasta Wilhem nos impele a tomar la sana vía del humor y acompañarlo en La aventura del tocador de señoras, de Eduardo Mendoza. Y Ana Marcos nos recomienda una interesante escritora australiana en el estilo de la narrativa inglesa más clásica, su nombre Kate Morton. Veo que tiene un par de libros publicados en Suma de Letras: El jardín olvidado y La casa de Riverton.

Pilar González dijo...

La aventura del tocador de señoras es muy pero que muy divertida, y de una mala baba marca Mendoza que para que contaros.

Si quereis tomar un respiro de tanto drama, tanta muerte y tanto nihilismo, os la recomiendo, es de lo mejor que hay. Nunca me he reido tanto con una novela.

Como yo ya la he leído y además me tomo mi dosis de Mendoza de vez en cuando, no os acompañaré esta vez. Voy a pasar las navidades repartidas entre Vetusta y Praga.

Hacedme caso y reiros del mundo con el loco, que no os vendrá mal.

Una mendocista

Wilhem dijo...

Recostado en la cama, apoyado la espalda en el mullido cojín y envuelto en la diagonal luz de mi mesita de noche (para crear ambiente atmosférico y también urbano, dado donde transcurre la acción), me apresté a disfrutar del placer solitario. Y escribo placer porque redescubrir a Eduardo Mendoza en su obra “La aventura del tocador de señoras” es una experiencia grata a la vez que estimulante.
Desde las primeras líneas esa maravillosa pugna antitética de sintaxis rotunda y semántica jocosamente ambivalente excitan el epitelial humor de los lectores inteligentes (también a algunos de los otros, así que ¡Ánimo, no desesperéis!).
Mendoza, en estado puro, extrae el ingenio del absurdo propio de un Mihura, Neville o Jardiel Poncela y lo ahuma con la butifarra y el seny, coseny y tangente catalán provocando la sonrisa continua, sólo violentada por climax de hilaridad. Recomiendo especialmente el pasaje homenaje a la escena del camarote de los hermanos Marx elevado a la enésima potencia. Como un prestidigitador, te intriga, te subyuga y te asombra planteando el más difícil todavía de dónde va a ocultar al siguiente invitado. También es digno de elevar a los estadios superiores de la literatura de la intriga-disparate la resolución final del enigma. Se trata de un nuevo guiño a los aficionados del género policíaco como sólo él sabe hacerlo mediante la irreverencia más respetuosa.
El papá de Pomponio Flato disecciona y analiza con la acidez de su agudo bisturí la clase superior catalana, percibiendo pinceladas de la mejor tradición Wodehouse (aprovecho que el Pisuerga pasa por Valladolid como bien creen los alumnos de Geografía de España de segundo de bachillerato para, una vez más, plantar una pica -y un pendón aunque sea desorejado- reivindicando su presencia en nuestras lecturas) en la cínicómica y desenvuelta irresponsabilidad con la que actúan.
En definitiva una excelente obra, igual que La Regenta, pero con el plus de cincelar en nuestro rostro con su humor, muchas vivificantes arrugas más que la antepasada de la conocida saga familiar del cine español.

Post Scriptum 1: Como además de se un verso suelto en esta cofradía de lectores soy un despistado que se pierde en el Dédalo de este blog, coloco aquí el comentario y que el piadoso webmaster, blogmaster o loquesea master lo ubique donde corresponda.

P.S.2: (Óbsérvese el homenaje o menaje de las maquinitas cibernéticas aunque algo amputado): Aunque mi natural inmodestia me impide escribir sobre mí menos de tres horas seguidas, haré una excepción (además de un emparedado de pollo) para realizar alguna aclaración que salga al paso de ciertos infundios vertidos en estas páginas. Le tengo que decir a Benariasg que no hace falta que me ayude para desprestigiarme porque yo me basto solito con mis comentarios para ese efecto y por ello niego categóricamente que sea un iconoclasta. Como buen bautizado por la iglesia romana soy un iconódulo de los pies a la cabeza, aunque sin caer en la beatería.
P.S. 3: Como a estas alturas (bajuras sería espacialmente más correcto) habréis dejado de leer no me molesto en añadir nada. Abur
Wilhem

Pilar González dijo...

Dí que sí Wilhelm! Y además por triplicado, para que se sepa bien que lo ameno no está reñido con la calidad ni con la mordacidad.

Ahí tenemos el ejemplo de Berlanga, Mihura y otros tantos (mención especial a Valle Inclán, con toda mi veneración), en la tradición nacional del esperpento, género excelso y difícil donde los haya.

Por otra parte, querido Wilhelm no hemos dejado de leer, muy al contrario. Aquí me hallo, en el lado más naturalista de la crítica social, visitando Vetusta por Navidad, y disfrutándola, pese a su abrumadora y claustrofóbica gravedad.

Y ahora un llamado a Benitog que está en los cielos de la blogosfera: ábrenos cuando puedas un hilo para ir comentando las lecturas navideñas.

Wilhem dijo...

Tengo que insistirle a Benariag que no siga con su estéril empeño de desprestigiarme con artimañas, como hacer aparecer tres veces mis comentarios. Uno solo se hace lo suficientemente indigesto ¿Alguien me puede explicar cómo se sale de aquí?

benariasg dijo...

Joé con el iconódulo, si borro los comentarios malo, y si no también. Marchando una de borrados.

Pilar González dijo...

Benito, que la ira no te haga abandonar la Santa Regla de tu homónimo antecesor.

Evita al diablo en su forma cibernética, no desmayes y caigas en comentarios soeces, y continúa como hasta ahora siendo nuestro guía espiritual.

Amén.

Wilhelm dijo...

Huyendo de Vetusta
de matute he viajado
conservantes de avalista
a un reino olvidado
Wilhelm

Cristina Félix dijo...

¡Felices fiestas! Yo también aprovecho un rato para leer pero no es La Regenta ni Olvidado Rey Gudú. Con el Blog ya echo un buen rato de risas a pesar de la ya omnipresente irritación de ver cómo os cunde la lectura.

benariasg dijo...

No entiendo ni jota. ¿Te has puesto a leer a Harry Poter? ¿Conan Doyle? ¿Julio Verne? Lo de "conservantes de avalista" es demasiado gongorino, creo que necesitamos a PabloJ.
Que huyes de Clarín está claro, hasta ahí llego.

benariasg dijo...

¿La Matute? Si no es por Cristina no me entero, lo que es estar acostumbrado a destripar poemas.
Y Cristina, no te preocupes, cuando las arbolitas te pidan las llaves del coche para irse de farra podrás leer a tus anchas.

Cristina Félix dijo...

Pues cuando me llegue la tranquilidad de la noche haré una entradilla para Los Infinitos que me anda rondando desde que lo leí

Wilhelm dijo...

¿Qué te despistó, Benariasg? La apostada falta ortográfica (como si no estuvieras acostumbrado cuando corriges) Con Servantes de avalista...la proxima vez añado 2010 manzanas... ¡Muy bien Cristina!

Pilar González dijo...

Partes meteorologicos en otros idiomas, mensajes criptografiados, proyecciones psicoanalíticas en vidas de papel, desdobles de personalidad en los que sí, Benariasg, yo tambien incurro, lanzadores de cuchillos...

¿Quien dijo que leer es aburrido?

benariasg dijo...

El parte meteorológico en la lengua de Flandes será porque nuestro colega va camino de esas tierras, espero que pertrechado de la lectura navideña y si fuera necesario se caliente con el fuego de sus palabras, figurada o literalmente.
Por lo demás, y "conservando el aval" de la duda sobre un futuro que nadie conoce, estoy a gusto con el centón, que para mí es primera lectura. Una vez descansadito y más en faena tiene un poco de todo para resultar interesante: lenguaje, ingenio y una buena ristra de personajes tan ridículos como potencialmente venenosos.

Anónimo dijo...

hi, new to the site, thanks.