viernes, 31 de diciembre de 2010

El libro del año

J. M. Coetzee: Verano. Mondadori (N COE ver)
Una obra fulgurante y de efecto perdurable, ambiciosa y al mismo tiempo ascética. Ultima parte de las memorias noveladas que el premio Nobel de Literatura 2003 empezó con Infancia y siguió en Juventud. En este volumen un joven biógrafo inglés persigue las huellas de un J.M. Coetzee ya muerto, entrevistando a las cinco mujeres que fueron significativas en la vida del escritor. A ellas, por distintos motivos ese recuerdo les duele, y en sus testimonios oscilan entre el desencanto y la intuición improbable de la grandeza de ese hombre. Lo muestran como alguien asocial, que tenía una relación conflictiva con todo lo que no fuera la naturaleza y los libros, y que vivía abrumado por el apartheid sudafricano, a pesar de no asumir militancia en su contra.
Los testimonios son tan verosímiles que el lector olvida que por boca de esas mujeres algo resentidas, el propio Coetzee está hablando de sí mismo. Es la gran lección de un escritor que, desentendiéndose de los galardones, sigue experimentando con nuevas formas narrativas. [Reseña en Ñ]

Otros libros de la lista de Babelia:
Nº 3: Ricardo Piglia: Blanco Nocturno. Anagrama (N PIG bla)
Nº 4: Mario Vargas Llosa: El sueño del celta (N VAR sue)
Nº 5: José María Guelbenzu: El amor verdadero (N GUE amo)
Nº 8: Enrique Vila-Matas: Dublinesca. Seix Barral (N VIL dub)